Tercera semana de juicio al procés y los observadores internacionales del International Trial Watch (ITW) vuelven a hacer público un informe donde, entre otras cosas, critican las preguntas "sugestivas" del Ministerio Fiscal. Los observadores aseguran que la fiscalía "ha incurrido en imprecisiones y en preguntas que podrían ser sugestivas y/o capciosas".

En este sentido, el informe destaca el interrogatorio de Josep Rull "atribuyendo expresiones inexistentes a un documento" y el interrogatorio a Dolors Bassa, a quien se le preguntó por un correo electrónico que no consta en las acusaciones. De la misma manera, consideran "preocupante" que no se haya traducido el contenido de la causa al catalán, hecho que puede provocar confusiones como un tuit de Bassa que la fiscalía no interpretó bien.

El informe corresponde a los interrogatorios de la semana pasada (la segunda del juicio) en la que John Philpot, pionero en Derecho Penal Interncional; Paul Newman, doctor en Filosofía sobre la situación de los derechos humanos en el norte de Sri Lanka; Bill Bowring, miembro del European Association Advocats for Democracy & World Human Rights, y Joaquín Urias, exletrado del Tribunal Constitucional, fueron los observadores que el ITW envió al juicio en el Supremo.

Plazas reservadas

Una vez más, los observadores han hecho un llamamiento para que el Supremo les reserve unas sillas para asistir al juicio de manera que no tengan que recurrir al sistema de la audiencia pública. Según los expertos internacionales, este método es complicado y dificulta su asistencia a las sesiones. Los que quieren participar en el juicio como público tienen que hacer cola horas antes del inicio de las sesiones y tienen que entregar los dispositivos electrónicos.

Otro hecho que ha disparado las alarmas de los expertos son los horarios de los interrogatorios: la semana pasada los presos políticos pasaron muchas horas en el Supremo, lo que provocó que llegaran a la prisión a altas horas de la noche y que al día siguiente se tuvieran que levantar a las seis de la mañana para volver al Supremo.

El ITW se fija también en las "preguntas preocupantes" que el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado realizaron a Jordi Sànchez, ya que creen que "las acusaciones están invirtiendo el orden interpretativo constitucionalmente exigible cuando hay derechos fundamentales en juego".

¿Quiénes serán los observadores de esta semana?

Finalmente, el informe que envía el International Trial Watch deja constancia de quien serán los observadores de esta tercera semana de juicio: Jelle Klaas, abogado penalista y director de litigio de la Dutch Section of the International Comissions of Jurist; Susanna Marietti, Coordinadora nacional de Antigone (asociación que lucha por los derechos en el sistema penal); Patrizio Gonnella, presidente de la Asociación Antigone; Mathieu Crettenand, adjunto en el rectorado de la Universidad de Ginebra, e Iñaki Lasagabaster, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad del País Vasco.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat