Human Rights Watch (HRW) lamenta la "falta de respuesta" del Estado español a su llamamiento de hace un año para hacer una investigación "amplia y sistemática" sobre la operación policial para frenar el referéndum del 1 de octubre y el uso "excesivo y desproporcionado" de la fuerza. En una entrevista en la ACN, el investigador de HRW en Europa y autor del informe de la ONG sobre la violencia policial del 1-O, Kartik Raj, señala el gobierno de Madrid como responsable último de garantizar que esta investigación se lleve a cabo, ya que es el encargado que "todo el mundo en el territorio español disfrute de los derechos humanos con la máxima plenitud". Por ahora, sin embargo, no ha detectado ningún "esfuerzo" por abrir una investigación exhaustiva.

Raj critica que el gobierno de Mariano Rajoy no ofreciera ninguna respuesta al informe de HRW, publicado el pasado 12 de octubre, ni tampoco atendiera sus intentos de contactar con algún representante del ejecutivo. A pesar del cambio de gobierno, a Raj tampoco le consta ningún contacto entre HRW y el ejecutivo de Pedro Sánchez.

Ninguna investigación del Estado

La investigación en profundidad que reclama HRW no se ha producido, y Raj destaca que sólo se han podido hacer "denuncias individuales" de personas que sufrieron la violencia policial y que han seguido los procedimientos establecidos a nivel catalán y español. Raj pone como ejemplo la investigación del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, que ya ha citado a declarar diez policías nacionales por las cargas a diferentes escuelas de Barcelona.

Aparte de los intentos individuales de depurar responsabilidades para la operación contra el 1-O, HRW también destaca la presión ejercida por parte de organizaciones internacionales. "Recuerdo que el comisionado por los derechos humanos del Consejo de Europa escribió al gobierno español y recibió la respuesta del ministro del interior. El alto comisionado por los derechos humanos de las Naciones Unidas (ONU) también expresó su opinión, y era bastante dura", asegura Raj.

La difícil tarea de hacer un seguimiento

Los organismos internacionales y las ONGs que estábamos allí asumimos un rol activo para reclamar respuestas del entonces gobierno español", asegura el experto. Con todo, "ha pasado un tiempo significante" y cada vez resulta "más complicado" hacer seguimiento, especialmente en medida que el caso catalán se complica y también a raíz del cambio de ejecutivo en Madrid. Pero más allá de los mensajes en aquel momento, no ha habido ninguna consecuencia concreta, a nivel internacional, en las acciones de la policía española.

Por lo que hace la Unión Europea, Raj evita valorar si las diferentes instituciones que la conforman han hecho bastante para presionar el estado español para investigar la intervención policial de aquel día. "Obviamente, esta pregunta no es fácil de contestar. La UE es una unión política muy complicada y con diferentes responsabilidades", admite. Raj añade que la UE no tiene un organismo equivalente al comisionado por los derechos humanos del Consejo de Europa que monitorice las violaciones en sus estados miembros.

A diferencia de otras organizaciones como Amnistía Internacional, HRW no ha valorado nunca el proceso judicial contra los líderes independentistas y la prisión preventiva contra los miembros del antiguo gobierno, los Jordis y la ex presidenta del Parlamento Carme Forcadell. "Tenemos una capacidad muy limitada por lo que hace el número de cosas a las cuales podemos prestar atención", se justifica Raj. "Soy consciente del caso [de los presos], seguimos las noticias, pero no hemos leído los dossieres con bastante profundidad como para ofrecer el tipo de valoración que se espera de nosotros".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat