El exconseller Francesc Homs ha lanzado esta mañana una dura advertencia contra el Tribunal de Cuentas y en concreto contra la delegada instructora del expediente abierto en este organismo contra los responsables de la acción exterior de la Generalitat y del Diplocat entre 2011 y 2017, María Esperanza García Moreno. Homs ha advertido que presentará una querella por prevaricación en caso de que no corrija sus resoluciones.

Los abogados ya han incluido entre las alegaciones que han presentado ante el Tribunal de Cuentas las protestas por la actuación de la delegada instructora, a la cual acusan "de arbitrariedad administrativa que da lugar a resoluciones injustas". Además, advierten que estas resoluciones injustas se han adoptado sabiendo que lo son.

"Está manipulando"

Esta mañana, Homs ha hecho pública esta denuncia, en su doble condición de abogado e investigado. Lo ha hecho en las puertas del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, donde han presentado el recurso de Jordi Turull contra su condena al Supremo.

Homs ha advertido que si la delegada instructora no corrige su actuación, presentarán una "querella por prevaricación". "Está manipulando, por lo que hemos visto hasta ahora", ha denunciado.

Voto particular

De hecho, el informe sobre el Tribunal de Cuentas sobre este caso ya provocó un voto particular de una de las miembros del Consejo, María Dolores Genaro Moya, que denunció que el informe incumple con los principios "de imparcialidad, claridad, concisión, equilibrio y ponderación".

El exconseller ha lanzado esta advertencia al ser interrogado sobre la comparecencia el 29 de junio ante el Tribunal de Cuentas para responder al caso abierto contra la acción exterior del Govern entre los años 2011 y 2017, que afecta a más de una treintena de miembros y altos cargos del ejecutivo.

Brutalidad infinita

Homs ha denunciado que la acción del Tribunal de Cuentas, que también ha condenado al Gobierno de Artur Mas por la organización de la consulta del 9-N y ha instruido un caso contra el Govern de Carles Puigdemont por el 1-O, es de una "brutalidad infinita".

"Porque lo que se pretende con eso, para decirlo lisa y llanamente, es la muerte civil de las personas, la imposibilidad de tener cualquier ingreso, nómina, salario... Ya ven que no consiguen lo que quieren con eso de las prisiones y lo que han hecho hasta ahora y lo que intentan es amordazar a la gente por la vía de dejarles pelados y por la vía de su muerte civil. Este es el propósito", ha remachado.

 

En la imagen principal, el exconseller Francesc Homs en una fotografía de archivo / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat