El vicepresidente de la orden de Malta, propietaria del monasterio de Sijena, es el hermano del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, según explicó ayer el profesor de Historia de Arte Antiguo y Medieval de la Universidad de Lleida Francesc Fité en RAC1.

De hecho, tanto el ministro, como su hermano Pedro y su padre, figuran en la lista de condecorados por la orden como Cavalleros de Honor y Devoción en Obediencia del Soberano Orden Militar de Sant Juan de Jerusalén, Rodes y Malta.

Las monjas de la orden fueron demandadas el año 2012 por el gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sijena por haber vendido las piezas del monasterio. En la demanda, también se incluyó a la Generalitat y al MNAC por haberlas comprado. Ningún representante de la orden se presentó al juicio, así que fueron declaradas en rebeldía procesal.

Sin embargo, en la sentencia del año 2015, la jueza a María del Carmen Aznar las exculpó del delito, les perdonó los costes y tampoco obligó a devolver el dinero que habían recibido por la venta de las obras. En cambio, la Generalitat y el MNAC sí que fueron condenados a devolver las obras.

Durante el proceso judicial, el año 2013, la orden de Malta había cedido al Gobierno de Aragón los derechos para reclamar la devolución de las obras. Actualmente, la orden es propietaria del monasterio pero, desde 1985, lo tiene alquilado a las monjas de la orden de Belén, que se desvinculan del conflicto.

Vínculos polémicos

Aparte de su cargo a la orden, Pedro Méndez de Vigo ha seguido los pasos de su padre a nivel profesional y ha hecho carrera militar. En concreto, es coronel de caballería del Ejército de Tierra y el año 2015 fue nombrado director del gabinete técnico del Secretario de Estado de Defensa.

Los vínculos polémicos del ministro de Cultura no acaban aquí. Su cuñado, Iñigo Pérez de Herrasti, es uno de los acusados por el ataque al Centro Cultural Blanquerna el año 2013 y que no tendrá que entrar en prisión por decisión del TC.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat