El fiscal del cantón de Ginebra (Suiza) Yves Bertossa, que inició hace tres años una investigación del dinero que tenía Juan Carlos I en el país helvético, ha viajado a Madrid y se reunió este jueves con Juan Ignacio Campos, teniente fiscal del Tribunal Supremo que se ocupa de las diligencias abiertas contra el rey emérito en el territorio español. También asistieron al encuentro Alejandro Luzón, jefe de la Fiscalía Anticorrupción, y varios fiscales encargados del caso de presuntas comisiones por la construcción del AVE hasta La Meca.

Según revelan El País y El Español, la reunión se produjo en la sede de la Fiscalía General del Estado y se concretó a petición de Bertossa con el objetivo de compartir información sobre las investigaciones que han efectuado cada una de las partes. Es precisamente el fiscal suizo a quien descubrió el verano de 2018 que la cuenta de la Fundación Lucum (vinculado a Juan Carlos I y con sede fiscal en Panamá) tenía 65 millones de euros en el banco Mirabaud. El origen de este dinero, según las indagaciones, proviene de Arabia Saudí y los habría recibido el entonces monarca español en el 2008.

La causa abierta a Suiza

El fiscal jefe del lado de Ginebra, Yves Bertossa, lleva tres años siguiendo la pista de la cuenta bancaria suizo con 65 millones de euros, del cual el beneficiario era el ex jefe de Estado. Todo se desencadenó raíz de las famosas cintas de Corinna Larsen, quien mantuvo una relación con Juan Carlos I. Los audios revelaban una conversación entre la empresaria y el comisario José Manuel Villarejo que indicaba que la utilizaba a ella como testaferro y que el monarca tenía dinero en Suiza.

No se trata del primer viaje de Bertossa a España para reunirse con fiscales españoles para obtener información. Durante este tiempo, no ha citado a declarar como investigado en Juan Carlos I, pero sí que ha imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales a Arturo Fasana, el gestor externo de la cuenta del emérito; a Corinna Larsen, a Dante Canonica (director de la Fundación Lucum) y al banco Mirabaud.

En paralelo, el importe de 65 millones de euros, que según Corinna estaba relacionado con el pago de una comisión por el AVE, fueron transferidos íntegramente a ella a una cuenta en las Bahamas el año 2012.

Los casos que se investigan en España

Además del caso de las presuntas comisiones recibidas por la construcción del tren de alta velocidad en La Meca, la Fiscalía del Supremo también abrió una segunda investigación a instancias de Anticorrupción sobre presuntas donaciones recibidas a través de tarjetas opacas. Más adelante, Anticorrupción abría un tercer frente, en este caso, vinculado a fondos millonarios que el monarca tendría en lugares como la isla británica de Jersey.

El capítulo de casos de Juan Carlos I no se acaba aquí, y es que también se rastrea la pista de dos regularizaciones fiscales. La Fiscalía quiere investigar el origen del dinero con el cual se liquidó esta deuda con Hacienda.

En este encuentro con Bertossa, los fiscales españoles pidieron información sobre la Fundación Zagatka, dado que la Fiscalía suiza le tomó declaración a quien es el titular, Álvaro de Orleans. El fiscal jefe del lado de Ginebra también quería saber si el primo del monarca era otro de sus testaferros.

 

Imagen principal: Juan Carlos I, en una imagen de archivo saliendo del Congreso de los Diputados. Europa Press.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat