El enfrentamiento soterrado entre el Partido Popular y Vox en busca del llamado 'voto útil' a las elecciones generales del 28 de abril ha llevado a inesperados fichajes ideológicos por uno y otro partido porque en juego está la gota que podría decantar las elecciones a favor del PSOE o bien del pacto de la derecha dura representada por PP, Vox y Cs: los diputados de las provincias menos pobladas del Estado, ya que si los votos se reparten entre las formaciones de derecha y ultraderecha no harían más que beneficiar a los socialistas y Pedro Sánchez.

En este contexto, las famosas marionetas Epi y Blas han 'fichado' por el Partido Popular a través de un vídeo que ha corrido entre cargos del partido de Pablo Casado a través de las redes sociales. En ellos se recurre al infalible sistema pedagógico de 'Barrio Sesamo' -repetir conceptos elementales con recreación sobre el terreno de qué significan-, para hacer entender que votar Vox a las elecciones españolas del 28-A puede ser beneficioso para Pedro Sánchez.

El vídeo, de un minuto de duración, empieza con Epi diciendo a Blas que votará a Vox para "echar a Pedro Sánchez de la Moncloa", y Blas replica que primero tiene que saber como funciona la ley d'Hondt, poniendo como ejemplo la circunscripción electoral de 'Barrio Sésamo', donde el PP se podría quedar sin un escaño si sólo dos de sus vecinos optaran para votar a los de Abascal.

El fichaje de los títeres llega precisamente en paralelo a la petición del líder del PP, Pablo Casado, a los "partidos nuevos", en una clara referencia a Vox, a que hagan una "reflexión" sobre si conviene que se presenten o no en las circunscripciones pequeñas en las elecciones generales del 28 de abril. Lo ha argumentado diciendo que eso hará que "se divida el voto" de la derecha y, por lo tanto, salga beneficiado el PSOE y Podemos.

Los últimos de Filipinas contraatacan

A su vez, Vox, que ya ha rechazado la propuesta porque considera que hacerlo sería renunciar a su "compromiso con España", ha reaccionado con otro fichaje, este más acorde ideológicamente, el de los últimos de Filipinas, el destacamento español que siguió haciendo la guerra en aquel archipiélago cuánto ya se había firmado la paz y se negaron a rendirse creyendo que les querían engañar.

Con un vídeo de contraataque, Vox apunta que "frente a los que solo ofrecen miedo, la España Viva demostrará una vez más que no teme a nada ni a nadie". Con intervenciones de Abascal y Ortega Smith e imágenes de la película 'Los últimos de Filipinas' de 1945 -hay una versión moderna, de 2016-, se hacen encendidos llamamientos patrióticos para que los ciudadanos hagan "historia" con su voto ante los "traidores" en España.

Entre Epi y Blas y los últimos de Filipinas, hay que quedar a la espera de cómo reaccionará Ciudadanos, una formación que, por cierto, tiene sus propios e inesperados problemas en las Illes Balears.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat