El presidente de ERC, Oriol Junqueras, explica en una conversación con ElNacional la razón que le llevó a escribir su libro Parlant amb tu d'amor i llibertat. Se trata, según relata, de "una especie de antología de la literatura universal, una especie de canon," en que recopila desde un texto grabado en piedra hace más 3.000 años que Akhenaton dedicó a Nefertiti hasta una canción de Txarango. Se trata de una obra sobre literatura, sobre amor a la literatura. Y no obstante, es inevitable que también la política recorra sus páginas.

"Los clásicos nos ayudan a todos porque son universales. Son capaces de inspirar a personas de todas las épocas y todos los lugares del mundo", explica. También es un repaso por la literatura de amor y el que aparece en el título es su esposa, Neus, pero también se dirige a un  abstracto y ficcionado.

Escrito en las diferentes prisiones que ha recorrido desde que fue encarcelado a raíz de su participación en el 1-O recrea conversaciones con Horacio o una carta que recibe de Miquel Martí i Pol, recoge poemas de Walt Whitman y textos de Shakesperare, entre otros.

Todo ello, en una serie de cartas sin un orden cronológico concreto y donde también evoca momentos complicados que ha tenido que vivir estos últimos años como el día que explicó a sus hijos que tendría que ir a la prisión.

Expliqué a mis hijos que era probable que fuera a la prisión y que sería para plantar una semilla de la libertad, la democracia y un país mejor

"Ir a la prisión forma parte de este camino hacia la libertad. Expliqué a mis hijos que era probable que fuera a la prisión y que si iba sería para plantar una semilla de la libertad, la democracia y un país mejor para todo el mundo," explica al recordar la carta dónde explica la conversación con los hijos en Collserola

"Nuestro objetivo es precisamente garantizar que seamos los últimos que hemos pasado por la prisión, por defender la libertad, la democracia y la justicia", explica: "Nuestra prisión tendrá tanto más sentido en la medida en que sea una garantía, una herramienta que libere las generaciones futuras de este peaje carcelario".

Pero el texto también sirve de excusa para hablar sobre la estrategia política que han apuntalado los republicanos los últimos años y el objetivo de "ser muchos". "Tenemos que ser fuertes, porque cuando alguien dice que para ganar hace falta ser menos seguramente es porque no ha entendido que en democracia ganan los que son más, no los que menos, y en democracia el mérito es ser cada vez más y no cada vez menos, en democracia el mérito está al crecer convencer, al sumar y no al quedar, al ser seductor y construir consensos", argumenta en un reproche implícito en aquellos que discuten la defensa de los republicanos de ampliar la base.

De hecho, asegura que este es el trabajo de "cualquiera demócrata y de cualquier época". Recuerda que hace unos años los independentismos eran "poquísimos". De hecho, ironiza que en la universidad descubrió que había otro independentistas y lo encontró "bastante sorprendente".

Nosotros lo hemos sido siempre [independentistas], y es evidente que alguna cosa hemos hecho lo bastante bien como para que ahora haya muchos más

"Nosotros lo hemos sido siempre, y es evidente que alguna cosa hemos hecho lo bastante bien como para que ahora haya muchos más", sostiene. Por eso reprocha, y aquí la pulla a los socios de JxCat es evidente, que "puede haber alguien que acabe de llegar y porque acaba de llegar no acabe de ser consciente de la importancia de saber sumar y saber ganar".

El poema de Martí y Pol I, sobretot, no oblidis que el teu temps... tampoco podía faltar en esta antología. "No tenemos que desertar y no desertamos de nuestros compromisos y me siento muy orgulloso de no desertar nunca. A pesar de las dificultades concretas que podamos ir encontrando en el camino seremos capaces de ganar", sentencia Junqueras.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat