El president en el exilio, Carles Puigdemont, ha anunciado que en caso de salir escogido como miembro del Parlamento Europeo en las elecciones del 26 de mayo, volvería a Catalunya. "Con el acta de eurodiputado volvería a Catalunya", ha señalado Puigdemont, recordando que el mismo hecho de ser escogido como miembro del Parlamento Europeo le otorga inmunidad en todos los países de la UE, y que en este caso, España "se arriesgaría a ser expulsada de la Unión Europea" si procediera a detenerlo.

En una entrevista en El Món a Rac1, Puigdemont ha explicado que su participación en las elecciones europeas confrontará la justicia española, ya que por una parte tendría que respetar su inmunidad como europarlamentario y de la otra, si se intentara evitar su candidatura porque es incompatible al hecho de ser diputado en el Parlament de Catalunya, se pondría en evidencia que su suspensión no tiene razón de ser.

Asimismo, Puigdemont se ha mostrado confiado en que España "no ponga ningún impedimento a que pueda ser candidato" a las elecciones europeas, pero ha dejado claro que no tiene intención de presentarse "por ningún otro país". Eso sí, ha señalado que la última palabra la tiene que tener "Europa y no la Junta electoral Central". Además, ha recordado que la inmunidad a los europarlamentarios "comienza cuando eres elegido", y ha apuntado que "es importante que el Parlamento Europeo ratifique la validez de esta inmunidad".

Violación de derechos fundamentales

Con respecto al juicio al procés, Puigdemont ha afirmado que tiene que "pellizcarse" para "creer que esto es un juicio por rebelión" y ha recordado que el Supremo rechazó que él fuera citado como testigo: "Si el juez hubiera tenido interés en mi experiencia me habría citado como testigo", ha asegurado, para añadir que "es una violación de los derechos fundamentales que no pueda defenderme en el juicio", porque no ha podido dar su versión, "y eso que me ofrecí voluntariamente". También ha afirmado que no cree que "personas demócratas como son los presos, les apliquen condenas por terroristas".

Además, también ha querido dar su opinión acerca de la mediación del lehendakari Iñigo Urkullu, de quien ha señalado que "le falta una parte del relato o de la memoria", a raíz de lo que explicó en su declaración como testigo en el juicio al procés. "Estoy convencido de que cuando Urkullu explique la integridad de las conversaciones explicará que yo convocaría elecciones si no había el 155 y se retiraba la Guardia civil y la intervención de las finanzas", afirmó el president en el exilio, para añadir: "Las garantías no llegaron nunca y esperé pacientemente".

Cada día piensa en volver

Al inicio de la entrevista Puigdemont ha admitido que "cada día" piensa "en volver" y que su trabajo actual va encarado al posibilitar el retorno de los exiliados y la liberación de los presos políticos, pero también ha asegurado que no tiene intención de volver solo para ser detenido: "Me ha pasado por la cabeza que si me tienen que detener, que sea como president".

Puigdemont ha asegurado también que en las últimas semanas no le ha llamado nadie del PSOE, el PP, y se ha referido también a la reciente visita de Ciudadanos a las puertas de la Casa de la República afirmando que no habría tenido problemas a recibir a "la jefa de la oposición y su equipo".

Lazos amarillos

Con respecto a la decisión de la Junta Electoral Central de urgir la retirada de lazos amarillos de edificios públicos, Puigdemont ha asegurado que se trata de una decisión que "no es neutra", porque "están pidiendo a una administración que no tiene nada que ver con el procés electoral que haga una acción determinada".

Con respecto a la participación de Junts per Catalunya en las elecciones del 28 de abril, Puigdemont ha asegurado que el objetivo será "desbloquear la democracia y bloquear el 155", y por eso ha señalado que no darán apoyo a Pedro Sánchez "si es para hacer un 155", señalando que el todavía presidente del Gobierno ha afirmado a la vez "que sí y que no aplicará el 155".

"Artadi será una brillante alcaldesa"

Por eso ha señalado que de cara a las próximas citas electorales, su proyecto es presentar "una fórmula ganadora en Barcelona y en el Congreso". Con respecto a la capital de Catalunya, ha reiterado la intención de que el alcalde sea Joaquim Forn, pero que en caso de que este no pueda ejercer, "Elsa Artadi será una brillante alcaldesa de Barcelona".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat