El Departament de Educació ofrecerá la enseñanza del islam, el judaísmo y el evangelismo en función de la viabilidad de la demanda y de la itinerancia del profesorado como ya se hace ahora en el caso de la religión católica, según ha anunciado el conseller Josep Bargalló, este jueves.

Bargalló ha afirmado que el objetivo es "poner todas las religiones en igualdad de condiciones" y ha defendido que hay que replantear la enseñanza confesional de la religión porque la escuela pública es laica y porque "la confesionalidad en el aula es otro elemento de segregación cuando se ejerce en el ámbito curricular y lectivo".

El conseller ha insistido en introducir una asignatura sobre cultura y hecho religioso dentro del currículum educativo para acercar al alumnado a la diversidad de creencias desde una perspectiva cultural y antropológica, una apuesta que ahora no es posible, ha dicho, porque se tienen que ceñir a las directrices del currículum de la LOMCE.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat