El anuncio del gobierno de Pedro Sánchez de la retirada "inminente" de los restos de Franco del Valle de los Caídos ha hecho duplicar el número de visitantes. Sólo en el último fin de semana, más de 4.300 personas pasaron por la basílica.

Muchos visitantes han lamentado la retirada de la sepultura del dictador y han acusado en Sánchez de "traicionar la historia". La tumba de Franco todavía luce cada día flores frescas que llevan los millares de visitantes que frecuentan en diario el monumento.

Durante este lo más ya se empezarán a llevar a cabo las tareas de exhumación del dictador. De esta manera, la intención del ejecutivo español es empezar a cumplir cuanto antes mejor al mandato aprobado en el Congreso el año pasado que pedía quitar sus restos del mausoleo y trasladar los de José Antonio Primo de Rivera a un sitio no preferente de la basílica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat