Aún es posible el acuerdo en el espacio de JxCat, en plena ebullición después que el president en el exilio, Carles Puigdemont, se ha hecho con el control del partido. Así, el portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, no ha descartado concurrir a las próximas elecciones al Parlament con el nuevo partido que impulse Puigdemont, y que ahora podría tener como nombre definitivo el de JxCat.

Esta participación podría darse, según Solsona, a nivel de listas electorales aunque no hayan alcanzado antes un acuerdo sobre la confluencia del PDeCAT y la Crida en el nuevo JxCat o la organización que lidere Puigdemont, cuyo congreso está previsto para el 25 de julio.  La dirección oficial del PDeCAT, que encabeza David Bonvehí, se opone a la disolución del partido, sucesor de Convergència, en el espacio reordenado de JxCat.

Concurrencia electoral

Este sábado, en una entrevista a Europa Press, Solsona, alcalde de Mollerussa y uno de los hombres fuertes de los oficialistas del PDeCat, ha indicado: "Veremos cuándo convoca el presidente [Quim Torra]  las elecciones, veremos cuándo haya las fechas en que legalmente deban formularse las diferentes propuestas electorales. Lo que quedará claro es que la confluencia a nivel de organización no habrá sido posible, y se verá si podrá ser una confluencia a nivel de concurrencia electoral", ha declarado.

El PDeCat, la Crida y grupos de independientes han formado parte de las listas de JxCat como marca electoral desde que se fundó en el 2017 para concurrir a las elecciones del 21-D. 

Solsona ha argumentado que si desde el PDeCAT apelan a la unidad, no pueden poner condiciones "que excluyan previamente a nadie", por lo que no cierran la puerta a ninguna posibilidad.

Pese a todo, el alcalde ha recalcado que intentarán hasta el último minuto un acuerdo con la Crida Nacional per la República, que preside Jordi Sànchez, y Solsona ve margen para posibles "acercamientos" hasta que se convoquen las elecciones al Parlament. El president Torra, pendiente de su inhabilitación definitiva en el Tribunal Supremo después de haber sido condenado por desobediencia, mantiene la decisión sobre el calendario electoral en el aire. 

 

puigdemont bonvehí brussel·les @davidbonvehiEl president a l'exili, Carles Puigdemont, i el del PDeCAT, David Bonvehí, en una trobada a Brussel·les / @davidbonvehi

Las negociaciones no están rotas

"Trabajaremos hasta el final para conseguir un acuerdo, pero también estamos preparados para un desacuerdo", ha asegurado Solsona. Según él, las negociaciones, en las que está implicado el entorno de Puigdemont y, especialmente, la Crida de Jordi Sànchez, no están rotas por parte del PDeCAT, si bien estaban mejor antes del anuncio de Puigdemont de organizar una nueva fuerza política.

Solsona argumenta que el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha mantenido contactos y canales abiertos con todos los actores de JxCat, pero ha lamentado que haya quien decida "de manera muy unilateral ir tirando".

Para el portavoz, quien pone el pie en el acelerador son quienes anuncian un nuevo partido sin avisarles, pese a estar en una mesa de negociación. Solsona ha contrastado esta actitud con la "lealtad" demostrada por el PDeCAT.

Imagen principal: Marc Solsona, portavoz del PDeCAT y alcalde de Mollerussa / Europa Press

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat