No han pasado ni tres meses desde que el alcalde de Gimenells, Dante Pérez, dejó el PSC para pasarse al PP bajo el argumento de que lo hacía por el pacto entre los de Miquel Iceta y Units per Avançar, que acabó con el fichaje de Ramon Espadaler para las elecciones del 21-D, que ahora ha decidido dejar la alcaldía, pero también poner fin a su trayectoria política.

Así lo ha anunciado en Twitter, donde ha explicado que a finales de este mes vinculará los presupuestos a una cuestión de confianza y ha puesto de manifiesto que "si, como es previsible, no lo obtengo, cesaré como alcalde y a mis 31 años me retiraré de la política".

Pérez ha aprovechado la ocasión para intentar despedirse de buenas maneras y ha pedido disculpas a "aquellos vecinos del municipio y excompañeros socialistas" que, asegura, "de manera lógica podrían haberse sentido traicionados con mi decisión".

Precisamente por eso, ha justificado su decisión de dejar el PSC agarrándose a la idea de que "en un momento crucial para Catalunya me vi en la obligación de mostrar mi apoyo al partido del Gobierno por su responsabilidad y desgaste en la resolución de la cuestión secesionista, concurriendo a las elecciones del 21-D en un lugar simbólico de su lista". De hecho, el todavía alcalde de Gimenells iba segundo por Lleida, pero los populares se quedaron sin ningún escaño en esta provincia.

Eso sí. Ha pedido que Cs, PSC y PP "sean capaces de llegar a acuerdos" y ha matizado que lo desea "especialmente en las próximas municipales" que, de hecho, son las primeras elecciones que tendrían que venir si se acaba formando Govern en un pleno de investidura en el Parlament.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat