Hoy hace 43 años de la muerte de Franco y 400 días que Jordi Cuixart, presidente de Òmnium, está en la prisión. Desde Lledoners, el líder independentista ha recordado que hoy la represión en el estado español continúa más viva que nunca.

En una carta Cuixart ha reiterado que la unidad de todo el soberanismo "es una prioridad imposible de demorar ni un solo día más". Por eso legitima la desobediencia civil y la resistencia no violenta como "herramientas para transformar a la sociedad y ejercer el derecho a la autodeterminación".

Cuixart, que ya vivió el 20-N del año pasado en la prisión Soto del Real, asegura que "el juicio a la democracia es una enmienda a la totalidad del Régimen del 78". Remitiéndose a los años de dictadura, "como hacía el franquismo", apunta que "quieren que la libertad y la democracia se pudran en la prisión". "Pero somos memoria, dignidad y coraje", esperanza.

Al escrito también hace referencia a la presencia de la extrema derecha que crece en ámbitos políticos y sociales en España y en el Mundo. "Después de 400 días aprisionado|encarcelado con el compañero Jordi Sànchez, sabemos que mantendremos la misma respuesta colectiva que encontró el fascismo en el siglo XX", asegura. Y concluye: "No pasarán"!.

Escribir la historia

Cuixart, en su carta, emplaza a los catalanes a librarse de miedos o reproches. "Si los hombres y mujeres que nos precedieron estuvieron dispuestos a darlo todo en situaciones mucho más adversas, nos corresponde hacer exactamente lo mismo", considera el presidente de Òmnium.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat