El acuerdo de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados era claro: la presencia de diputados se tenía que limitar al 50%. Pero hoy Pedro Sánchez comparecía en la cámara baja para sacar pecho de su papel "determinante" en el fondo de recuperación europeo. Para esta ocasión, los diputados del PSOE se han saltado el propio acuerdo de los grupos y ha asistido en pleno al hemiciclo, mientras el resto de grupo ha seguido reduciendo a la mitad su presencia. Eso sí, iban con mascarilla. Ha hecho más sonoro el gran aplauso a la llegada del presidente español.

Cuando ha acabado la intervención inicial, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, lo ha hecho notar a la presidenta Meritxell Batet. Le ha recordado que hay un acuerdo de los grupos y que "no es suficiente" con la mascarilla. "El grupo socialista no ha cumplido, quería hacer tronar con aplausos al Gobierno", ha criticado, mientras Cs ha ido sólo con 5 de los 10 diputados. "Difícilmente haremos cumplir las normas si no las cumplimos cuando las aprobamos", ha advertido. También lo ha denunciado el PP a través de Twitter.

En su respuesta, Batet ha echado balones fuera. La presidenta del Congreso de los Diputados ha argumentado que su obligación es hacer cumplir el reglamento de la cámara y que "no hay ningún precepto que prohíba la asistencia de las señorías". En este sentido, ha recordado que, como no se puede respetar la distancia interpersonal, hay que hacer uso de la mascarilla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat