Era la crónica de una muerte anunciada. Este jueves, el Congreso de los Diputados ha tumbado la moción de Esquerra Republicana que reclamaba la negociación de un referéndum pactado entre Catalunya y España. Ha sido rechazada con los votos en contra de los diputados del PSOE y con la abstención de los de Unidas Podemos. Jaume Asens ha tratado de justificar la abstención, asegurando que antes de llevarlo al parlamento se tiene que abordar en la mesa de diálogo. Pero el marcador final ha sido muy contundente: 38 votos a favor, 276 en contra y 36 abstenciones. Sólo han dado apoyo ERC, JxCat, la CUP, el PNV, EH Bildu, Más País y Compromis. El resto, en el no a consultar a los catalanes.

Concretamente, la moción defendida por el portavoz republicano Gabriel Rufián instaba el Gobierno a "negociar un referéndum de autodeterminación con el gobierno de la Generalitat como solución pactada y democrática al conflicto político". Durante el debate, este miércoles, sabiendo que estaba destinada al fracaso, los partidos catalanes centraron las intervenciones en el escenario surgido de las elecciones al 14-F. Tanto ERC como JxCat coincidieron en cargar contra los comunes, por su abstención pero también por dedicarse a hacer "tuits" contra el encarcelamiento de Pablo Hasél pero no actuar desde La Moncloa. A pesar de todo, Rufián interpeló a la CUP y los comunes para formar un "frente amplio" a la Generalitat donde "predominen" las izquierdas.

Los posicionamientos dentro del Gobierno ya eran conocidos antes incluso que se debatiera. La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, dio por descontado su voto en contra. "A nadie le tiene que sorprender la posición del PSOE en contra de esta moción", apuntó en rueda de prensa este martes. Lastra aseguró que "somos el partido del diálogo, como ha quedado refrendado por los catalanes". Por lo tanto, concluyó al respecto, "en este camino transitaremos en la mesa de diálogo cuando se forme el Gobierno de Catalunya". Una mesa de diálogo donde tampoco contemplan aceptar el referéndum de autodeterminación.

Unidas Podemos introdujo algunos matices. El presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, subrayó que el referéndum de independencia forma parte de su programa electoral, por si quedaban dudas. No obstante, consideró "poco serio" que Esquerra Republicana lo plantee a través de una moción al Congreso al cabo de dos días de las elecciones catalanas. Por todo eso, se han abstenido, porque el lugar donde se tiene que abordar esta consulta no es en la cámara baja, sino en la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat