Unos entenares de personas se han concentrado esta tarde ante la Delegación del Gobierno Español en Barcelona para denunciar los 1.000 días de prisión de Jordi Sánchez i Jordi Cuixart. El vicepresidente de Òmnium y el expresidente de la ANC entraron en la prisión el 16 de octubre del 2017, y durante estos casi tres años han pasado por el centro penitenciario de Soto del Real, en Madrid, y de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada.

Bajo el lema Mil razones para la libertad, el acto ha empezado a las 18 de este domingo y está previsto que se alargue hasta las 21 horas. Durante la concentración, los organizadores recogerán mensajes de apoyo de forma presencial y virtual para hacerles llegar a los encarcelados.

"La prisión no será un límite"

"No estamos en la calle sólo por todas las personas que han sufrido la represión del Estado, sino también para decir mil días después que ni la cárcel ni la violencia serán un límite para seguir luchando por los derechos y las libertades de este país, por la independencia de Cataluña ", ha explicado el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri.

El dirigente de Òmnium ha denunciado que "esta represión contra líderes de la sociedad civil no son admisibles" y ha afirmado que saldrán "a la calle las veces que sea necesario para defender que si la ciudadanía lo quiere tiene el derecho a vivir en una República Libre". "Como dice Jordi Cuixart: Lo volveremos a hacer ", ha reiterado Mauri.

mauri paluzie marta lasalas

Marcel Mauri i Elisenda Paluzie en la concentración. / Marta Lasalas

Por su parte, Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC, ha querido recordar el "dolor" cuando los encarcelaban, pero a la vez ha remarcado como han sabido transformar esta situación "en lucha". "El objetivo que tenía el Estado Español era que abandonáramos nuestros ideales y descabezar los liderazgos, pero seguimos firmes hasta conseguir la independencia de nuestro país", ha añadido.

Pendientes del tercer grado

Las juntas de tratamiento de las prisiones de Lledoners, Wad-Ras y Puig de les Basses propusieron a principios de mes, por unanimidad, conceder el tercer grado a los nueve líderes independentistas presos, de manera que en principio solo tendrían que ir al centro penitenciario a dormir entre semana.

Aparte de los 1.000 días que Jordi Cuixart y Jordi Sànchez llevan en la prisión, Oriol Junqueras y Quim Forn suman este domingo un total de 983 noches encarcelados. Josep Rull, Jordi Turull, Dolors Bassa y Raül Romeva, un total de 874 noches, y Carme Forcadell, 843 noches.

Imagen principal: Concentración de apoyo por los 1.000 días de prisión de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, ante la Delegación del Gobierno de Barcelona. / Marta Lasalas

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat