El Centro de Investigaciones Sociológicas aporta hoy la primera encuesta después del terremoto político en Murcia y la Comunidad de Madrid. Se podrán hacer las lecturas que se quieran, pero dentro del Gobierno hay un gran beneficiado y un gran perjudicado. Si hoy hubiera elecciones generales, el gran ganador sería el PSOE, que subiría hasta seis décimas. En cambio, su socio pequeño, Unidas Podemos, bajaría más de un punto y medio. La encuesta fue hecha entre los días 1 y 11 de marzo, acabando justamente al día siguiente de la convocatoria electoral anticipada de Isabel Díaz Ayuso.

Así, el PSOE sería el claro ganador de unas nuevas elecciones generales, consiguiendo hasta el 31,3% de los votos, según la cocina del CIS. Se situaría a más de trece puntos del segundo clasificado, el PP con el 17,9%, que bajaría un 1,1%. Una bajada que llega después de la declaración de Luis Bárcenas en la Audiencia Nacional y que capitalizaría la extrema derecha de Vox, que se consolidaría como tercera fuerza, pasando del 13,6% el 15%. El gran perjudicado de unos comicios sería Unidas Podemos y sus confluencias. Bajarían un 1,6%, hasta el 9,6% de los sufragios. Ciudadanos subiría ligeramente, dos décimas, hasta el 9,5%.

Con respecto a las formaciones independentistas, también se mantendrían las posiciones. No obstante, ERC bajaría tres décimas la intención de voto, que sería de un 3,2% en el conjunto del Estado. En cambio, Junts per Catalunya subiría dos décimas, hasta el 1,5%. Los anticapitalistas de la CUP bajarían una décima, hasta el 0,8%. Con respecto a los partidos vascos, crecerían ligeramente los dos, con el PNV al frente (1,7%), y después EH Bildu (1%). Son porcentajes sobre el total de voto del Estado.

Por bloques , los dos socios en La Moncloa sumarían el 40,9% de los sufragios, un punto menos que ahora hace un mes. En esta suma no se incluyen los socios del Gobierno de coalición. Esta vez, el bloque de la triple derecha quedaría por delante, con un 42,4% de los sufragios, siete décimas más que en el barómetro de febrero.

Todos suspendidos

Como es habitual ya en las últimas encuestas del CIS, todos los líderes políticos suspenden en su valoración por parte de los encuestados. El mejor posicionado es Pedro Sánchez, con un 4,4 sobre 10. En cuanto al resto de dirigentes de partidos españoles, le siguen Inés Arrimadas (3,4), Pablo Casado (3,3), Pablo Iglesias (3,0) y el ultra Santiago Abascal (2,6), que vuelve a ser el último de este ranking particular, mientras su formación escala en intención de voto. En cuanto a la gestión del presidente del Gobierno, hasta el 70,3% de los consultados tiene "poca" o "ninguna confianza".

Vacunación

Preguntados sobre si estarían dispuestos a vacunarse de la Covid-19 cuando llegue su turno, hasta el 82,5% de responde que sí sin matices y sólo el 5,4% responde que no. Al porcentaje de positivos, hay que sumar los que lo harán "si tiene garantías" (0,9%), "según el origen de la vacuna" (0,6%), "si hay suficiente información (0, 2%) y "por consejo de autoridades, científicos o sanitarios" (0,3%). El 5,1% asegura que ya ha sido vacunado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat