Malestar en Junts. La incertidumbre sobre la sesión de investidura del próximo presidente de la Generalitat, que se tiene que celebrar el viernes, es máxima. El candidato de ERC, Pere Aragonès, tiene en principio el apoyo de la CUP, después del preacuerdo entre los republicanos y los anticapitalistas -pendiente de la ratificación de las bases de los cupaires- pero todavía no se ha garantizado el de Junts, la formación determinante para que salga adelante un nuevo Govern independentista. Un desacuerdo que en las últimas horas no ha hecho más que crecer. 

El pacto ERC-CUP ha provocado desconcierto en sectores del partido de Carles Puigdemont y Laura Borràs. El número tres de la candidatura de Junts por Barcelona, a Joan Canadell, expresidente de la Cambra, lo ha manifestado de manera fehaciente con un tuit en el que se pregunta si "todo el mundo ha leído el acuerdo" entre ERC y la CUP, facilita un enlace al documento, e invita a opinar en la popular red social sobre dos cuestiones. "Agradeceré comentarios sobre si el modelo de país que queréis encaja con este pacto", señala Canadell. Y añade: "Y si creéis que va en línea del 1 de octubre... y de hacer efectiva la República".

Canadell TwitterEl tuit de Joan Canadell sobre el preacuerdo ERC-CUP / Twitter

El diputado de Junts se desmarca de esta manera del preacuerdo entre republicanos y cupaires e ironiza sobre la votación en árbol que celebrarán las asambleas territoriales de la CUP para validar o no el acuerdo con los de Aragonès.

Modelo de país y conflicto con el Estado

En el capítulo del modelo de país, el documento recoge propuestas de los cupaires como la creación de una banca pública, la remunicipalización de servicios esenciales como el suministro de agua, el impulso de una energética pública o la no intervención de la Brimo en desahucios -además de la suspensión de las balas de foam-.

En cuanto al conflicto con el Estado, en el documento se da "cierto margen" a la mesa de diálogo hasta el 2023 y se expresa el compromiso de preparar las condiciones para el nuevo embate democrático con el Estado, "preferentemente un referéndum".

En medio de la incertidumbre, los diputados de la CUP Dolors Sabaté i Carles Riera se han reunido este miércoles en Bruselas con el presidente en el exilio, Carles Puigdemont. 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat