ERC y la CUP avanzan en su preacuerdo para la investidura. Según han anunciado las dos formaciones, están cerrando los puntos para acordar la investidura del nuevo Govern, encabezado por Pere Aragonès. Entre las negociaciones destacan los acuerdos en clave nacional: "Las dos formaciones se comprometen a preparar las condiciones necesarias a lo largo de la legislatura para realizar un nuevo embate democrático, preferentemente en forma de referéndum".

El comunicado de ERC, avalado por la CUP, puntualiza que, si se inviste el futuro Govern, este avanzará paralelamente en "la apuesta por un proceso de negociación, para resolver democráticamente el conflicto de Catalunya con el Estado español."

Este y los otros puntos del preacuerdo se llevarán a validación en los respectivos órganos internos. Con respecto a la CUP, debatirá el preacuerdo con las Asambleas Abiertas Parlamentarias el próximo 24 de marzo y los resultados se harán públicos al día siguiente.

Los principales puntos del preacuerdo ERC-CUP

Las dos comisiones de las formaciones independentistas y de izquierdas han esbozado este domingo un preacuerdo que fija las prioridades de la legislatura en clave social y nacional y que, según el comunicado de la formación republicana, "garantizarían el inicio de la legislatura y su estabilidad".

Después de las reuniones entre los dos partidos independentistas, los preacuerdos que han cerrado son en clave nacional y también la gestión de las actuaciones de los Mossos d'Esquadra, entre otros.

Introducir cambios en la gestión del orden público es uno de los preacuerdos a que han llegado republicanos y cupaires en las últimas horas. Las dos organizaciones independentistas consideran imprescindible un cambio en las actuaciones policiales en el orden público de manera que, mientras no se publiquen los protocolos, se suspenda el uso de los proyectiles de foam por parte de los cuerpos policiales en Catalunya. "En la misma línea, acuerdan poder implementar una comisión parlamentaria de estudio sobre el modelo de orden público en Catalunya", anuncian.

Otro de los principales aspecto es defender el derecho a la vivienda. Desde Esquerra Republicana y la CUP-UNCPG reivindican no sólo para dar respuesta a la emergencia de la vivienda de forma inmediata, sino también para poder generar un cambio de modelo a medio plazo. Así, las dos formaciones ven necesario impulsar una agenda legislativa catalana en materia de vivienda, y al mismo tiempo, actualizar los protocolos para evitar desahucios a personas en riesgo de vulnerabilidad.

"Las políticas de salud también tomarán una relevancia evidente en una legislatura que estará marcada todavía por la pandemia de la Covid-19 y la crisis que se deriva", añaden en el comunicado. Por eso, Esquerra Republicana y la CUP-UNCPG consideran que se tiene que reforzar la Atención Primaria para situarla en el centro del sistema sanitario público. Para hacerlo, se marcan como objetivo alcanzar el 25% del presupuesto de Salud en este aspecto.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat