El abogado de los presidents Puigdemont y Torra, Gonzalo Boye, ha explicado en un acto de presentación de su libro Así están las cosas (Roca Editorial) celebrado este sábado en Amer (La Selva) cuáles han sido los pilares de su estrategia de defensa jurídica para los dirigentes independentistas en el exilio.

Recordando que en noviembre del 2017 todo el mundo daba por hecho que Puigdemont sería trasladado a una prisión española en 30 días, Boye ha explicado que "han hackeado el sistema jurídico que tenían". "Un sistema perverso en el cual las normas se interpretan y se aplican en función de unos criterios políticos. Nosotros, entrando por la puerta de atrás de las normas, las hemos contrarrestado con la interpretación democrática del derecho europeo", ha criticado.

acto boye amer - @peremarticolom

Imagen del acto celebrado en Amer con Gonzalo Boye y Josep Costa | @peremarticolom

"La clave está en que no hemos tenido que esperar años en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), sino que ya hemos acreditado en tribunales extranjeros que el Tribunal Supremo no era competente para hacer todo lo que ha hecho", en referencia a la estrategia de ir al exilio de Puigdemont y Toni Comín.

La inhabilitación de Torra

Con respecto a la inhabilitación del president de la Generalitat, Quim Torra, el letrado ha advertido que "quizás el plan era otro". "Y quizás por eso el Rey está tan cabreado. Quizás el plan era montar un numerito el viernes", ha afirmado en referencia al acto de entrega de despachos a los nuevos jueces que se celebró el viernes en Barcelona.

En cualquier caso, Boye ha advertido que ganarán: "Por mucho que ellos inhabiliten al president Torra, nosotros los ganaremos". "Sólo dos países tienen problemas con las pancartas dentro de la jurisdicción del TEDH: España y Turquía. Estamos poniendo muchas cosas sobre la mesa que son auténticas vergüenzas. Y estamos demostrando que los mal llamados constitucionalistas, en realidad eran una banda de fascistas", ha lanzado.

Boye también ha comentado que se podría recusar a todos los nuevos jueces que gritaron 'Viva el Rey' para que no lleven casos que tengan relación con los independentistas catalanes. "¿Qué pasa con los que no somos monárquicos? ¿En qué lado estamos?", se ha preguntado.

Por su parte, el vicepresidente del Parlament, Josep Costa, se ha mostrado optimista en poder rehacer la unidad estratégica del independentismo. "Tenemos la posibilidad de tener una estrategia que nos acabe uniendo en una fórmula para culminar el procés hacia la independencia", ha dicho.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat