La Sirenita que Copenhague, uno de los símbolos más visitados de Dinamarca, ha aparecido hoy con una pintada surrealista tildándola de racista, como las que realiza el movimiento Black Lives Matter en Estados Unidos. "Racist fish" (pez racista) dice la pintada en inglés que le han hecho en la base.

La figura de la Sirenita, no obstante, no tiene ningún contenido racista conocido y todavía menos esclavista. Tampoco se sabe que Hans Chiristian Andersen, el autor del mito, o el magnate cervecero Carl Jacobsen, que dio la estatua en la ciudad en su día, tuvieran algún tipo de relación con el esclavismo o que fueran racistas.

Policías Sirenita Copenhague vandalismo EFE

La policía danesa ha abierto una investigación por vandalismo, para intentar aclarar a quien ha realizado el ataque.

La Sirenita es un símbolo nacional en Dinamarca, y la han pintado de los más diversos colores. Los defensores de las ballenas lo hicieron en su día de rojo simulando la sangre.

Algunos han ido más allá: tres veces ha aparecido sin la cabeza, una vez le arrancaron el brazo, y otra el pedestal de granito fue volado con explosivo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat