Los republicanos tienen claro que no renunciarán a la independencia y este fin de semana se han conjurado para conseguirla a través de la nueva hoja de ruta del partido que ha sido presentada en el marco del consejo nacional celebrado en Barcelona. El encargado de presentar la propuesta estratégica, y que pasa por alcanzar el referéndum pactado sin renunciar a ninguna vía, ha sido el presidente adjunto de ERC y vicepresident del Govern, Pere Aragonès, que ha asegurado: "Pondremos el Estado en un camino en el que no habrá alternativa".

En su intervención, el republicano ha detallado los tres ámbitos en los que actuará el partido para conseguirlo. Estos, pues, son: "Conseguir una mayoría interna inapelable, tejer complicidades en la defensa de derechos y libertades entre la sociedad española y ganar el reconocimiento internacional". "El Estado no negociará porque tenga buena fe, ni por convicciones ideológicas, lo hará cuando no tenga ningún otro remedio para hacerlo", ha defendido.

En este sentido, Aragonès ve imprescindible crear una "mayoría interna del país que sea inapelable" y que, una vez hecho el referéndum, "acepte los resultados, los votos y el veredicto". "Tenemos que tener una mayoría más fuerte, más grande y más diversa", ha reivindicado.

También ha destacado que hay que crear "contradicciones" dentro de la opinión pública del estado español para que vea que la represión contra Catalunya es sólo el "campo experimental" para recortar derechos y libertades también a los españoles. Finalmente, el vicepresident ve indispensable "ganar el reconocimiento internacional".

Esta propuesta de ERC para pasar del referéndum "imposible al referéndum inevitable" será ahora "trabajada y mejorada" con las asambleas territoriales del partido y "compartida" con el resto de fuerzas políticas del país, tal como ha avanzado Aragonès al final de su intervención. A pesar de la estrategia para conseguir el referéndum pactado, el vicepresident también ha querido dejar claro que "no renunciaremos a ninguna vía pacífica y democrática  para conseguir la República catalana".

"Grandes consensos de país"

Esquerra, además, también ha aprovechado el consejo nacional para hacer un llamamiento a la unidad del "republicanismo" y a crear "grandes consensos" para que el país avance. Así se ha expresado la secretaria general del partido, Marta Rovira, en su primera intervención en público desde que vive exiliada en Suiza.

Rovira, que ha intervenido por videoconferencia justamente el fin de semana que hace seis meses que se marchó a Ginebra, ha defendido que "el independentismo sólo ha avanzado con grandes consensos" y ha pedido sentarse y hablar para "llegar a grandes acuerdos".

Marta Rovira Consell Nacional ERC - EFE

También en términos similares se ha expresado el presidente del grupo parlamentario y vicesecretario del partido, Sergi Sabrià, que ha pedido llegar a acuerdos con el soberanismo, pero también con espacios que vayan más allá, con el fin de crear una "red que traspase fronteras".

"Queremos construir una red de solidaridad y luchas compartidas aglutinando el máximo de actores posibles", ha reivindicado Sabrià, en una intervención en la cual también ha reivindicado el papel de los republicanos como "punta de lanza de la defensa de todas las libertades y todos los derechos amenazados".

"Que cambien las celdas por despachos"

Otra de las intervenciones destacadas ha sido la de la portavoz nacional, Marta Vilalta, que ha recordado al gobierno español que "nunca habrá normalidad si no hay justicia" y ha pedido la "absolución y libertad" de todos los presos y exiliados. "Si el gobierno español dice que quiere encontrar salida política a la situación, que cambie las celdas por los despachos y los barrotes por los atriles", ha defendido ante un auditorio donde había muchas sillas con lazos amarillos en recuerdo a los presos y exiliados.

Justamente el mismo día que la delegada del gobierno español en Catalunya, Teresa Cunillera, se ha mostrado partidaria de indultar a los presos si lo piden y si hay sentencia condenatoria, Vilalta ha defendido que no habrá "pactos judiciales", ya que comportarían una aceptación de la culpabilidad, y ha reivindicado que "sólo contemplemos la libertad".

"Combatiremos la falsa judicial. Llegaremos hasta donde haga falta para que se haga justicia y se condene el Estado por la vulneración flagrante de los derechos y las libertades", ha asegurado.

Alfred Bosch Consejo Nacional ERC - efe

Finalmente, Alfred Bosch, que este viernes renunció a ser el alcaldable por Barcelona en favor del conseller Ernest Maragall, ha defendido que hay que trabajar todavía más en la internacionalización de la causa catalana. "Tenemos que explicar que el nuestro es un caso internacional, defender los derechos humanos y la democracia en Catalunya es defenderla en todo el mundo. Ahora pasa en Catalunya, un día les puedes pasar a ellos", ha defendido.

Bosch, que también ha hecho un llamamiento a mantener el pulso de las manifestaciones en la calle, ha recibido un fuerte aplauso del público por la tarea que durante estos últimos cuatro años ha llevado a cabo en el Ayuntamiento de Barcelona y le han agradecido su "generosidad" por haber dado un paso al lado en favor de Maragall. El republicano, según algunas voces, podría asumir el cargo de conseller de Exteriores del Govern una vez Maragall pasara al consistorio.

El consejo nacional de ERC celebrado este sábado en Barcelona también ha servido para avalar la remodelación de la ejecutiva del partido presentada el pasado lunes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat