La Oficina Antifrau de Catalunya (OAC) ha empezado a investigar el contrato del Departament de Salut con Ferroser, filial de Ferrovial, para hacer el seguimiento de casos de Covid, por posible "destinación ilegal de fondos públicos". La denuncia señala que la empresa "fue contratada con un presupuesto de más de 17 millones de euros", con personal "no calificado y sin experiencia médica", y sostenía que el gestor es Roger Junqueras, hermano del líder de ERC, Oriol Junqueras. A partir de eso, consideraba a la consellera de Salut, Alba Vergés, culpable de otorgar de forma "directa y sin concurso público" estos contratos. Lo ha avanzado El diari de Girona y fuentes de Antifrau lo han confirmado a ElNacional.cat.

Quien interpuso la denuncia a principios de diciembre hacia la conselleria que encabeza Alba Vergés fue el propietario de un establecimiento de restauración de Girona tras observar posibles irregularidades. Después de un estudio de verosimilitud de los hechos denunciados, ahora se inicia la investigación.

alba vergés salud covid mascarilla - acn

En la notificación de Antifrau del inicio de las actuaciones de investigación, se indica que "de los hechos denunciados y del análisis de los mismos se ha podido deducir un posible caso concreto de uso o destinación ilegal de fondos públicos o cualquier otro aprovechamiento irregular derivado de conductas que comporten conflictos de intereses o el uso en beneficio privado de informaciones derivadas de las funciones propias del personal al servicio del sector público".

Sin embargo, desde Antifrau también se deja claro que el inicio de la investigación de los hechos denunciados "no prejuzga los mismos ni implica ningún posicionamiento inicial de la Oficina Antifrau al respecto".

El procedimiento ha pasado por una primera fase de evaluación previa de verosimilitud y ahora se ha iniciado la fase de investigación. Si durante la investigación se detectan indicios penales, Antifrau traspasará el caso a la Fiscalía.

El aviso de Gimeno

El 9 de diciembre, el director de la Oficina Antifrau, Miquel Àngel Gimeno, criticaba que la mayor parte de las contrataciones hechas por el Govern durante la pandemia de la Covid-19 han recaído en grandes corporaciones. "Nos lo tenemos que mirar, porque aquí está pasando alguna cosa", declaró en rueda de prensa virtual.

Y sobre Ferrovial, reconoció que en este caso la empresa no era especialista en el rastreo de contactos de Covid, tarea para la que se la contrató. "Se han limitado a gestionar captando personas sin formación y haciéndoles formación, pero no tenían una técnica especial sobre un tema determinado", ha explicado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat