Se encienden las alarmas en la sanidad pública. La Plataforma per la Llengua ha denunciado que últimamente han registrado un aumento notable de casos de discriminación del catalán a la sanidad pública, concretamente a las consultas de los CAP y en los hospitales. Al menos se han denunciado una veintena en lo que llevamos de año.

La Plataforma sostiene en un comunicado hecho público hoy el lunes que "algunos profesionales y directivos del mundo de la salud, ciegos en derechos lingüísticos, incluso reconocen que la maltrata". La ONG del catalán recuerda que los ciudadanos están en su derecho de ser atendidos en catalán y reclama a los usuarios de la sanidad pública "que no se dejan pisar sus derechos lingüísticos y se quejan cuando son vulnerados".

La entidad pone como ejemplo diversos casos que han tenido lugar en los últimos meses:

  • El caso del CAP de Les Corts. El 18 de septiembre pasado una médico de urgencias del CAP de las Corts de Barcelona se negó a atender en catalán a una chica con discapacidad psíquica que sólo habla esta lengua. Así lo denunció a mediados de septiembre a una mujer y su hija que explican que la profesional sanitaria les dijo que sólo los atendería en castellano o en inglés.
  • El caso del Hospital de Figueres. Una mujer presentó una queja al centro hospitalario y al Instituto Català de la Salut, porque habló en catalán a un médico y este le recriminó que hace cinco años que trabaja aquí, que no lo ha aprendido y que no tiene intención de hacerlo. "Me quedaré y no pienso aprenderlo, soy venezolano hispanohablante y Usted aprendió castellano", le lanzó, según la denunciante. Acto seguido, detallan desde la entidad, la mujer insistió en que quería seguir expresándose en catalán y el facultativo le respondió que eso era "racismo".
  • El Hospital de Mataró incumple la normativa. Un paciente del hospital dirigió una carta en el centro para advertirlo que en una atención de urgencias sólo uno de cuatro sanitarios se había dirigido en catalán y añadió que en las ofertas de trabajo del Consorcio Sanitario del Maresme el catalán no aparece como uno requisitos necesario. El Consorcio Sanitario del Maresme admitió que hace 17 años que incumple la legislación
  • El caso de las urgencias en el CAP de Valldoreix. El septiembre pasado, un ciudadano de Valldoreix fue al CAP una contusión en el hombro. La doctora de urgencias no entendía el catalán, y como el hombre no quería renunciar a su derecho de opción lingüística se le denegó la atención. Al no habérsele propuesto ninguna alternativa, el paciente tuvo que recurrir a la sanidad privada.

La Plataforma per la Llengua reclama al Departament de Salut que ponga remedio y adopte un protocolo contra las discriminaciones lingüísticas que prevea la provisión de cursos de catalán obligatorios para todos los facultativos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat