Una médico de urgencias del CAP de Les Corts de Barcelona, se negó a atender en catalán a una chica con discapacidad psíquica que sólo habla esta lengua. Así lo denunció a mediados de septiembre una mujer y su hija que explican que la profesional sanitaria les dijo que sólo los atendería en castellano o en inglés.

"Me quedé a cuadros. Si hubiese estado por mí yo me habría marchado, pero la que estaba sufriendo era mi hija", ha manifestado la madre. Y afirma que tuvo que estar toda la consulta traduciendo en castellano por la médico y en catalán a su hija. La madre asegura que una vez hecha la queja, no ha recibido respuesta de ningún sitio, y explica que le han puesto muchos impedimentos a la hora de hacer la queja.

Según publica RAC1, el Departamento de Salud ha destacado que esta discriminación se puede dar en dos casos. En primer lugar, los médicos residentes del resto del Estado, que tienen derecho a hacer un curso de catalán pero no es obligatorio; y en segundo lugar, en un centro concreto donde tengan falta de personal, ya que "se prioriza la opción de tener un médico que no sepa catalán que no tener ninguno".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat