No se sabe si ha sido un lapsus o no, pero como lapsus ha sido bastante revelador. El líder de Vox, Santiago Abascal, sitúa al mismo nivel los gobiernos democráticos y la dictadura franquista. Ha sido durante la sesión de control de este miércoles en el Congreso de los Diputados, durante la cual ha acusado a Pedro Sánchez de "presidir el peor gobierno de España en 80 años". El dirigente ultra ha calificado el gobierno de coalición de "catástrofe con patas", mezclando temas como la inmigración, la nueva ley de memoria histórica o la lucha contra la violencia machista.

El presidente español se ha dado cuenta de la referencia temporal, y en su respuesta se lo ha reprochado: "Ha sido un lapsus propio de usted. Ha equiparado gobiernos democráticos con los de la dictadura. 80 años ha dicho. Ha venido a decir que echa de menos algunas formas de gobernabilidad afortunadamente superadas". A raiz de la nueva ley de memoria histórica, que el Consejo de Ministros aprobará el martes que viene, Pedro Sánchez se ha comprometido a "prohibir e ilegalizar fundaciones que defienden la dictadura franquista", como la Fundación Nacional Francisco Franco.

pedro sanchez sessio control congres - EFE

FOTO: El presidente español constata que Abascal "echa de menos formas de gobernabilidad afortunadamente superadas" (EFE)

En su intervención, Santiago Abascal ha denunciado la "ley de memoria totalitaria" que pretende aprobar La Moncloa. Pero de nuevo también se ha referido a la "inmigración masiva que nos llena de MENA" o "las políticas de género que nos enfrentan". El dirigente ultra ha acusado al presidente español "de enfrentar a los españoles con viejos odios y peleas ideológicas" y de "condenar a los españoles más desfavorables" durante la gestión de la pandemia.

Rufián tiende la mano en vano

La estrategia de Pedro Sánchez por|para los presupuestos generales del Estado se mantiene, hoy por hoy, inalterable. El objetivo es buscar una mayoría amplia y transversal, que vaya de Ciudadanos al PNV o Izquierda Republicana. Durante la sesión de control de este miércoles, a pesar de admitir que "no se ha apartado de la fotografía de Colón", ha insistido en negociar con la formación de Inés Arrimadas. Lo mismo ha reclamado a Gabriel Rufián, a quien ha pedido "hacer un esfuerzo entre todos para superar la dialéctica ideológica". De nada ha servido que el diputado republicano le haya tendido la mano para pactar unas cuentas sin Cs.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat