El expresident de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana quedará en libertad provisional en las próximas horas, una vez la jueza del caso Erial ha decidido dejarlo salir de prisión, pero no por motivos de salud sinó por no apreciar riesgo de fuga al tener bloqueado todo el dinero negro derivado de la causa investigada, un total de 6,3 millones de euros.

El también exministro de Trabajo estaba en prisión desde el 24 de mayo de 2018 por el cobro de comisiones por adjudicaciones públicas y fue ingresado en el hospital La Fe de València el pasado 18 de diciembre a causa de la leucemia que sufre.

En el caso Erial se investigan, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del plan eólico del País Valencià, puesto en marcha en 2003. 

En la causa constan como investigados, además, el ex director general de la Policía y expresidente de Les Corts Juan Cotino; la mujer de Zaplana, Rosa Barceló, y la secretaria personal del expresident, Mitsuko Henríquez. 

Eduardo Zaplana fue detenido el pasado 24 de mayo y remitido posteriormente a prisión preventiva en el penal de Picassent (Horta Sud).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat