Ahora mismo España es un lugar irrespirable. Se ha llegado a un nivel de podredumbre institucional y de desvergüenza infinita tal que bordeamos la destrucción moral. ¿Quiere el último ejemplo? Naturalmente le hablo del caso de Andrés Betancor, asesor a sueldo de Ciudadanos de día y miembro de la Junta Electoral Central (JEC), también de día. Vaya, como para aprovechar el día.

ElDiario.es explica hoy que este catedrático de Derecho Administrativo de la Pompeu Fabra, mientras tenía despacho en las oficinas de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados ejerciendo una especie de secretaría jurídica del partido, también ejercía de vocal de la JEC. O sea, cuando el partido que le pagaba una nómina presentaba un recurso a la JEC, pongamos por caso contra la candidatura del president Puigdemont y los consellers Comín y Ponsatí a las elecciones europeas él, en calidad de vocal de la JEC, se posicionaba a favor del recurso. O cuando presentaron un recurso contra la entrevista que el diario ABC le hizo a Inés Arrimadas durante la jornada de reflexión de las elecciones catalanas, él estuvo en contra y defendió que hacerlo era perfectamente legal. En resumen, Ciudadanos y el señor Betancor siempre tenían la misma opinión, fuera a favor o en contra. Y por eso un servidor hablaba de podredumbre y de desvergüenza. Y, como puede imaginar, me refiero a las inmerecidas críticas recibidas por el pobre señor Betancor.

Que tú trabajes en un organismo que tendría que ser neutral y allí defiendas lo mismo que quien te paga el sueldo no tiene porque ser sospechoso. ¿Usted no cree en las casualidades o qué? Y sí, ya sé que el señor Betancor compareció el 26 de octubre del 2017 en la comisión de nombramientos del Congreso de los Diputados para ser examinado de cara a ocupar el cargo en la JEC y allí no dijo ni pío de su cargo y de su sueldo a Ciutadadanos, ¿pero usted no ha tenido nunca un partido lapsus de memoria? ¿Quién no ha olvidado alguna vez qué trabajo está haciendo y quién le paga para hacerlo? Y a ver, sí, es cierto que también lo olvidó Miguel Gutiérrez, el diputado de Ciudadanos presente en la comisión, pero seguramente se debió despistar. Normal. Tú ves cada día a un señor por los despachos de tu grupo parlamentario y después lo ves postulándose para ir a la JEC y no relacionas una cosa con la otra.

Que, por cierto, en su intervención para convencer al tribunal de su idoneidad (Betancor, no el diputado de Ciudadanos con serias lagunas neuronales) nuestro ídolo dijo una frase tan bonita y tan apropiada para el momento: "La finalidad de la administración electoral es garantizar la transparencia y objetividad del proceso electoral y el principio de igualdad". ¡Ooooooolé! Grite conmigo, por favor: "¡Be-tan-cor! ¡Be-tan-cor!" y “A la bim, a la bam, a la bimbombam, Betancur, Betancor y nadie mas”.

Pero todavía falta el argumento definitivo. Según comunicó la dirección de Ciudadanos a Gonzalo Cortizo y Carmen Moraga, los compañeros de ElDiario.es autores de la exclusiva, compatibilizar los dos cargos "no es ilegal". Es decir, legal no lo es, pero como que la ley no prevé el caso, tampoco es ilegal. Por lo tanto, ni usted ni yo. ¡Inocente! Además, óigame, el señor Betancor dejó la JEC en julio del año pasado, cuando Carles Puigdemont lo llevó a los tribunales acusándolo de liderar la persecución política que sufría. ¿Qué, ahora tenemos que seguir con este guerracivilismo de remover siempre el pasado? ¡Dejen tranquilo al señor Betancor, por favor!

Ahora, que no me extraña nada la campaña en contra instigada por estos monstruos devoradores de libertades que son los indepes golpistas. Unos golpistas que ahora amenazan con querellas y más querellas contra un ciudadano (y un Ciudadano) que sólo quería poder ganar honradamente un humilde dinero para poder llevar un humilde trozo de pan a sus hijos. Y, mire, digámoslo muy claro a estos indepes indeseables: ¿La JEC es suya? ¿No, verdad? Pues que callen. La JEC para quien se la trabaja. Igual que el Supremo, la Audiencia Nacional, el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y etc, etc, etc.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat