Empieza el juicio contra los once miembros de la célula de extrema derecha alemana denominada Gruppe S y un colaborador simpatizante, a quien acusan de terrorismo. Según la Fiscalía, el grupo habría planeado ataques contra políticos y minorías raciales, con el objetivo de desestabilizar el statu quo alemán y "desencadenar una guerra civil".

Los once miembros del Gruppe S con edades de entre 32 y 61, y su colaborador, un expolicía, fueron arrestados en febrero del año pasado. Un miembro del grupo todavía no ha sido capturado, pero también se lo juzgará con el resto in absentia. El juicio ha empezado hoy en la prisión de alta seguridad de Stammheim, en Stuttgart.

 

juicio gruppe s neonazis extrema derecha presoEmpieza el juicio contra los neonazis del Gruppe S / Efe

"Una máquina de matar"

A juicio de la Fiscalía, los miembros del Gruppe S actuaban con la intención de "sacudir y, en última instancia, derrocar el estado y el orden social" alemán. Según el medio público alemán ZDF, el líder del grupo, Werner S, habría querido comprar un rifle de asalto Kalashnikov con 2.000 cargadores, una ametralladora Uzi y granadas de mano. Según las investigaciones, el grupo ya contaba con 27 armas sin licencia, de las cuales la mayoría serían pistolas. Ante esto, el investigador ningún Ralf Michelfelder ha asegurado que, de cumplirse su voluntad, el grupo se hubiera convertido en "una máquina de matar totalmente brutal y masiva".

Por otra parte, el expolicía implicado en el caso habría ofrecido 5.000 euros para comprar las armas con el fin de efectuar los ataques.

Auge de violencia neonazi en Alemania

En los últimos años, Alemania ha sufrido varios ataques de naturaleza racista, la mayoría contra musulmanes y judíos, perpetrados por células neonazis. En el caso del Gruppe S, la Fiscalía cree que la célula habría planeado la intimidación de políticos, inmigrantes y la población musulmana con "crímenes colectivos de tipo fanático". Concretamente, mencionan en dos figuras políticas del Partido Verde que habrían sido víctimas de los ataques: Robert Habeck, actual copresidente del partido, y Anton Hofreiter, jefe del grupo parlamentario.

Tal como apuntan las investigaciones, Werner S habría formado el Gruppe S en una reunión con 7 otros miembros convocada a la zona de barbacoa en el estado de Baden-Württemberg el pasado septiembre de 2019. A partir de aquel momento, nuevos miembros se habrían añadido, la mayoría provenientes de otros grupos extremistas como la Hermandad Alemania. A partir de aquel momento, el grupo habría mantenido contacto a través de internet.

El grupo fue delatado por un testigo protegido por la policía que alertó a las autoridades el pasado 2019 antes de que efectuaran su plan. En febrero del 2020, las fuerzas de seguridad arrestaron a 13 hombres de 5 estados alemanes diferentes, uno de los cuales murió bajo custodia.

 

Foto principal: un miembro de la célula neonazi Gruppe S al juicio / Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat