Tal día como hoy del año 1492, hace 526 años, el intelectual castellano Antonio de Nebrija publicaba su Gramática Castellana, la primera obra dedicada al estudio de la lengua castellana y de sus reglas. Cuando la reina Isabel la Católica —a quien Nebrija titula "reina de España"— cuestionó el mérito de aquella obra, se defendería afirmando que "Después que Su Alteza haya sometido a bárbaros pueblos y a naciones de diversas lenguas, con la conquista vendrá la necesidad de aceptar las leyes que el conquistador impone a los conquistados, y entre ellos nuestro idioma, con esta obra mía serán capaces de aprenderlo, tal como nosotros aprendemos latín a través de la Gramática Latina".

La Gramática de Nebrija, al margen de su carácter académico, tenía una fuerte carga ideológica. Elaborada mucho antes de que Colón proyectara su primer viaje y publicada con anterioridad a su llegada al Nuevo Mundo y al conocimiento de la existencia de sus civilizaciones, se considera que tenía el propósito de justificar la expansión de la lengua castellana por todos los dominios europeos de la nueva monarquía hispánica y su imposición (al menos a las clases dirigentes y al mundo de la cultura) como instrumento de uniformización. Nebrija es el autor de la conocida frase "siempre la lengua fué compañera del imperio", que figura en el prólogo de su obra.

Cuando Nebrija publicó su Gramática, el castellano ya se había convertido en la lengua de las clases dirigentes aragonesas, pero no había conseguido penetrar en los círculos de poder de Barcelona, de València, de Palma, de Nápoles, de Palermo o de Cagliari; donde el catalán seguía ejerciendo su papel de lengua natural, de cultura y de cancillería. Nebrija proclamaría que el castellano que había documentado era el más próximo posible al latín y por lo tanto era el vehículo indispensable para alcanzar la unificación lingüística y cultural de la monarquía hispánica. El quinto libro de su obra lo titularía: "De las introducciones de la lengua castellana para los que de estraña lengua quieran depre(he)nder".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat