La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha evitado defender el mantenimiento del Mobile en Barcelona, después de que Isabel Díaz Ayuso, la presidenta popular de la Comunidad de Madrid, se planteara su traslado a la capital española. En una entrevista en El Periódico, ha afirmado que "cualquier ciudad es candidata al Mobile" y que "nadie dice que se quede en Barcelona de por vida".

Más tarde ha matizado y ha afirmado que "Barcelona y toda Catalunya se identifican en el ámbito de la digitalización, desde el proyecto del [email protected], el centro de computación...". Y ha añadido que en Catalunya hay "un ecosistema de start-ups muy importante".

La polémica empezó cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), anunció la semana pasada la intención de quitarle a Barcelona la organización del Mobile World Congress (MWC) y hacer todo lo posible para que se haga en la capital española. Aseguraba estar dispuesta a "ir a por él", señalando que Madrid está "preparada para acoger el Mobile".

La reacción desde el MWC no tardó en llegar. "No nos movemos a ningún sitio, y eso incluye Madrid", aseguró John Hoffman, el consejero delegado de la GSMA, la organizadora del congreso. Hoffman reafirmó el compromiso del MWC con Barcelona asegurando que "hasta el 2023 tenemos contrato con la Fira y aquí nos quedamos. Hasta el 2023 y hasta que convenga".

A pesar del desmentido desde la propia organización, este sábado la ministra vuelve a poner el tema sobre la mesa sin querer cerrar ninguna puerta.