El Departament d'Empresa i Coneixement ha activado una nueva línea de ayudas de 6 millones de euros para establecimientos de ocio nocturno y parques infantiles privados cerrados por las restricciones de la Covid-19.

El Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) publica este viernes las bases de esta línea de ayudas, dirigida "a dos sectores especialmente afectados por los cierres decretados por el Procicat para hacer frente a la pandemia", según el Govern, que abrirá en los próximos días el trámite telemático de solicitud de las prestaciones.

Discoteca cofronavirus ACN

Interior de una discoteca precintado por las restricciones de la Covid / ACN

Quién se puede acoger a la ayuda

Se podrán acoger a esta nueva línea de ayudas los autónomos, microempresas y pymes dedicadas al ocio nocturno (bares musicales, discotecas, salas de baile, salas de fiestas con espectáculo o karaokes), cerrados desde el agosto pasado, y los parques infantiles, sin actividad desde octubre.

Las ayudas serán de 5.000 euros para los locales de ocio nocturno con menos de 10 trabajadores y de 15.000 euros para los de 10 o más trabajadores, mientras que los parques infantiles recibirán una subvención de 6.000 euros.

Un total de 775 establecimientos de ocio nocturno y 62 parques infantiles privados se beneficiaron de la primera línea de ayudas, abierta el mes de noviembre, y "la práctica totalidad" ya ha cobrado la subvención.

Los beneficiarios de esta primera línea de ayudas recibirán el segundo pago de forma automática, sin necesidad de presentar una nueva solicitud.

Las pérdidas del sector

La Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) calcula que el sector de la restauración y el ocio nocturno registrará pérdidas de 300 millones de euros durante las fiestas de carnaval a consecuencia de las restricciones decretadas por la Administración por la pandemia de la Covid-19.

Según la entidad, las pérdidas acumuladas superan los 14.000 millones en Catalunya mientras que las ayudas aprobadas "no llegan ni al 1%" de esta cantidad. Aparte, Fecasarm alerta de que la "inexistencia total" de una oferta nocturna regulada de estas actividades provocará una "nueva avalancha" de fiestas ilegales parecido las que, según la entidad, hubo durante las fiestas de Halloween y Fin de Año.

Fecasarm denuncia que estos acontecimientos se producen "de manera continuada durante cada fin de semana" en "hoteles, pisos turísticos y fiestas silenciosas". En este sentido, la entidad contrapone el ensayo clínico a la Sala Apolo de Barcelona -que considera "el ejemplo a seguir"- y la experiencia "nefasta" de la "fiesta ilegal" de fin de año de Llinars del Vallès.

Foto principal: Una bola de cristal de discoteca desconectada / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat