El déficit del Estado se va más que duplicar hasta mayo por los efectos del coronavirus y se situó en 32.251 millones de euros, es decir, el 2,88% del PIB, según ha informado al Ministerio de Hacienda este martes. En los cinco primeros meses del año pasado era de 15.556 millones, el 1,21% en términos porcentuales. El impacto de la pandemia se tradujo en un descenso de los recursos del 10,6% y al mismo tiempo en un aumento de los gastos del 10,8% hasta mayo. En Catalunya, hasta abril, se ha registrado un superávit de 252 millones, el 0,12%, mientras que el año anterior registró un déficit de 622 millones, el 0,26% del PIB.

El conjunto de las administraciones autonómicas han registrado un superávit de 231 millones, el 0,02%, que contrasta con el déficit de 2.714 millones, del 0,22%, del año pasado. Trece CCAA registran superávit en abril. Eso se debe al aumento del 12,3% de los ingresos. Destaca el incremento de las transferencias recibidas de otras administraciones, que crecen un 18,9% y también de los ingresos impositivos (+8,4%), especialmente los de la renta y el patrimonio (+20,3%).

El Ministerio de Hacienda afirma que este "comportamiento positivo de las CCAA muestra que las medidas adoptadas por el gobierno para paliar la situación de emergencia en las CCAA y dotarlas de liquidez han sido eficaces". Con respecto al conjunto de las administraciones públicas hasta abril, excluyendo las locales y la ayuda financiera, el déficit se sitúa en el 2,14% con 23.997 millones.

Con respecto a la Seguridad Social hasta el 31 de mayo, eleva su déficit a 2.749,83 millones, que equivale al 0,25% del PIB. El Ministerio de Seguridad Social estima que sólo medidas como la exoneración de cuotas en las empresas acogidas en un ERTE ha reducido los ingresos acumulados en 1.247 millones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat