La patronal Foment del Treball ha pedido un "plan de choque económico" por el coronavirus que permita a las empresas de los sectores afectados "aplazamientos razonables y graduales sin intereses" del pago de los impuestos empresariales y de las cotizaciones sociales. En un comunicado, Foment también pide retirar o no aprobar el incremento de la tasa turística en Catalunya y el recargo en Barcelona que incluye la ley de medidas fiscales, y facilitar los ERE temporales permitiendo que no supongan una "pérdida retributiva de los empleados" ni sus derechos futuros. La patronal también insta al Instituto Catalán de Finanzas y el ICO a ofrecer financiación a coste cero en las empresas afectadas.

De esta manera, Foment defiende la necesidad de un plan con medidas económicas y fiscales para "evitar una brusca caída de la actividad" y "compensar" los sectores que serán más sensibles a la afectación sanitaria derivada del coronavirus, como el del transporte y la logística, el turismo, las industrias culturales, deportivas, la asistencia sanitaria y social y las empresas industriales y con afectaciones logísticas, entre otros.

La patronal reclama políticas fiscales y económicas delante de lo que se prevé un "año difícil". En concreto, también pide con carácter general una reducción del impuesto de Sociedades con un tipo del 15% para beneficios no distribuidos, para reforzar que los pocos beneficios que se puedan tener en este periodo se puedan quedar en la empresa.

Foment también insta a la administración a impulsar un plan para incrementar las inversiones públicas y edificación de vivienda y rehabilitaciones. Con respecto a las empresas que fomenten el teletrabajo, Foment quiere que puedan desgravarse en un 50% el impuesto de sociedades o el IRPF por el gasto en portátiles, tabletas, móviles u otros productos con esta finalidad.

También propone una deducción del 25% del impuesto de sociedades, o del IRPF en su caso, en la nueva inversión hecha durante el 2020, la aplicación de un plano renove "reforzado" para cambiar al viejo parco de vehículos, y excepciones del IRPF en la retribución en especias del pago de una empresa al trabajador para contratar líneas ADSL o fibra para hacer teletrabajo.

Uno otra de la lista de medidas que reclama Foment es ampliar el periodo de tarifa plana para los autónomos, que serán los "grandes perjudicados" por la situación derivada del coronavirus, y no aplicar la subida de la cotización mínima que se les preveía hacer esta 2020.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat