Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han hecho un llamamiento a la movilización este jueves en las cuatro capitales catalanas para exigir la derogación de la reforma laboral, el incremento del Salario Mínimo Interprofesional y un blindaje del sistema de pensiones. Unas 300 personas han protestado ante la delegación del Gobierno de Barcelona, según la Guardia Urbana. "Necesitamos que la gestión de la crisis se haga sobre las bases de la calidad del empleo", ha insistido el secretario general de la UGT, Camil Ros. En el suyo vuelva, el líder de CCOO, Javier Pacheco, ha avisado de que están dispuestos a hacer una "movilización sostenida" para transformar "de una vez por todas a este modelo precario, injusto y poco eficiente".

Bajo el lema Ara toca, la concentración de CCOO y UGT ha reclamado también la formación de un nuevo gobierno a Catalunya y la tramitación "inmediata" de un nuevo proyecto de presupuestos. Los dos sindicatos ven "urgente" reforzar el sistema sanitario y las residencias de personas mayores o dependientes, y proteger el 1,7 millones de personas en riesgo de pobreza, ampliando las ayudas y la renta garantizada de ciudadanía (RGC).

Demandas de los sindicatos

Ahora que la pandemia llega al pico de la tercera ola, los sindicatos han insistido de la importancia en subir el salario de las rentas más bajas hasta el 60% de la media salarial y de "recuperar los equilibrios" de la negociación colectiva derogando algunos de los aspectos de la reforma laboral como medidas que contribuyen a la igualdad social y a la distribución de la riqueza. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, apuntó a finales de diciembre que el Gobierno abordará la posibilidad de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) durante el primer semestre del 2021, una vez hayan sido evaluados los efectos de la pandemia sobre la economía.

Al mismo tiempo, los sindicatos también exigen la importancia de garantizar la suficiencia de las pensiones públicas y de derogar la ley de pensiones del 2013. Por su parte, el Gobierno aprobó a finales de enero aumentar las pensiones contributivas un 0,9% en el 2021 y un 1,8% las no contributivas.

 

Respuestas ante la crisis de la Covid

"No podemos permitir que el coste de la crisis se cargue sobre la clase trabajadora", ha insistido Ros, en que ha asegurado que en la anterior sacudida económica los trabajadores "no pagaron los platos rotos, sino la vajilla entera". "Ha pasado un año de pandemia. La gente trabajadora no puede estar ni un mes más esperando que mejoren las condiciones de trabajo, ha indicado el secretario general de la UGT de Catalunya, que espera que el 1 de mayo ya se haya derogado la reforma laboral.

A su vez, Pacheco ha reclamado "construir un horizonte de dignidad para la clase trabajadora" que acompañe el rebote rápido de la economía que se prevé para este año. El secretario general de CCOO ha exigido en los gobiernos que "den respuesta a los trabajadores que sufren en primera persona" la Covid. ¿Qué le dirá a los trabajadores que pierden su trabajo como los de Nissan, Continental, Autolive o Italco? ¿Qué dirá a los trabajadores de la hostelería y el turismo cuándo vuelvan a trabajar y se profundicen las condiciones de precariedad"?, se ha preguntado.

Las respuestas a esta crisis, según los dos sindicalistas, tienen que pasar por el marco del diálogo social", pero sin ceder a la CEOE", ha dicho Ros. "Los cambios necesitan un punto de fuerza, haremos una movilización sostenida hasta que se recupere de una vez por todas la transformación de este modelo, precario, injusto y poco eficiente para garantizar una salida de la crisis diferente", ha concluido Pacheco.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat