Lo encara presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, dice adiós a la institución con un sabor amargo. El pleno de la Cámara, convocado ayer para aprobar un aumento del presupuesto por las elecciones y las cuentas del 2018, ha plantado al presidente saliente, que no ha podido celebrar su última reunión como líder cameral.

Según ha adelantado el diario Ara y ha podido confirmar El Nacional, Valls no ha conseguido reunir ni la mitad de los integrantes del pleno cameral, por lo cual no se ha podido aprobar ninguna cuestión del orden del día. "Sólo han asistido 26 personas de las 69", aseguran fuentes de El Nacional. "Si en el último pleno de tu candidatura no te viene ni la mitad de la gente, es que alguna cosa falla", explica una fuente del pleno.

El pleno, enfadado

Según explican a El Nacional fuentes del pleno cameral, la reunión y el plante han dividido a los asistentes. "Una cosa muy fea ha sido que desde el comité ejecutivo se ha acusado a varias candidaturas de boicotear este pleno, pero eso no tiene ningún sentido porque también ha faltado mucha gente de su cuerda", explican.

En este encuentro, Valls proponía una ampliación del presupuesto extraordinario destinado a financiar las elecciones de la institución del próximo mes de mayo de 200.000 a 450.000 euros. Según indican las fuentes, "hay un descontento generalizado, y esta partida de más de 400.000 euros no se ha explicado con transparencia y no sabíamos exactamente porque quieren destinar realmente este dinero", critican.

El último pleno de Valls

Este era, pues, el último pleno de Miquel Valls, que dejará de ser el presidente de la Cámara de Barcelona el próximo 8 de mayo, después de las elecciones que se celebrarán entre el 2 y el 8 de este mes. De manera general, la Cámara celebra un pleno cada dos meses, y por lo tanto el próximo ya se hará con el nuevo presidente. "A no ser que se convoque un pleno extraordinario en los próximos 24 días hábiles, este era el último de Valls", explica una fuente.

Es ya diecisiete años de Valls al frente de la institución, y durante el último año, esta es el segundo plante que le hacen los empresarios. La primera, con el consejo de la Fira de Barcelona, que también cuestionó como había hecho las cosas durante el procés de elección del nuevo presidente de la Fira, Pau Relat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat