Expertos en aviación han alertado este lunes que la crisis del coronavirus ha dejado el aeropuerto del Prat en una situación delicada. Según el consultor y analista de la industria de la aviación, Miquel Ros, el futuro del aeropuerto de Barcelona es "preocupante", ya que la mayoría de las aerolíneas ven la capital catalana como "un mercado secundario". Durante una conferencia organizada por el Colegio de Economistas de Catalunya, Ros ha reconocido que el sector de la aviación puede tender a concentrarse en las principales ciudades, un hecho que dejaría Barcelona "un poco al margen". Al mismo tiempo, el experto ha señalado que la bajada en el número de cruceristas en el puerto afectará negativamente al tráfico de pasajeros en el Prat.

"El Prat es un aeropuerto más vulnerable que Londres, París o Nueva York porque no es el gran hub de muchas aerolíneas", ha comentado Ros. A pesar de todo, en la misma conferencia también se ha valorado la posibilidad de que la crisis del coronavirus acabe beneficiando Barcelona. El director de aeropuertos de Catalunya, Jordi Candela, ha apuntado la posibilidad de que una parte de los viajeros quiera evitar los grandes aeropuertos como medida de prevención contra la covid-19. En este sentido, sería importante que Barcelona se ganara la etiqueta de "destinación segura", dice Candela.

Sea como sea, la crisis del coronavirus castigará duramente el tráfico aéreo durante los próximos meses. Según ha explicado Candela, el volumen de pasajeros en los aeropuertos de Europa caerá al menos un 50% interanual este verano y un 20% en invierno. Al mismo tiempo, ha recordado que hay estudios que apuntan que el tráfico aéreo puede tardar hasta cinco años en recuperar las cifras de movilidad previos a la pandemia.

En paralelo, el director de aeropuertos de Catalunya ha destacado que la pandemia ha provocado el cierre de varias aerolíneas emergentes, un hecho que también implicará la reducción del tráfico de pasajeros en los aeropuertos. A pesar de todo, ambos expertos han coincidido en señalar que la situación actual es "muy incierta" y que Catalunya tendría que aprovechar las herramientas de las cuales dispone para hacer más atractiva su oferta de aeropuertos a largo plazo.

aeropuerto prado viaje turismo - acn

Una pasajera esperando delante la zona de llegadas en el aeropuerto de Barcelona / ACN

Una línea de alta velocidad entre Girona y Barcelona

Durante la conferencia también se han puesto sobre la mesa cuestiones como la capacidad del Prat –el año pasado bordeó su capacidad máxima- y el papel que pueden jugar aeropuertos como el de Girona o Reus para descongestionarlo. Candela ve con buenos ojos que Girona sea la tercera pista del Prat, una opción que ya hace un tiempo que se debate. A fin de que esta idea funcione, sin embargo, haría falta una línea de tren de alta velocidad que conectara los dos aeropuertos.

Por otra parte, Candela ha valorado la posibilidad de que Lleida-Alguaire se convierta en un aeropuerto de referencia para el e-commerce. "Su proximidad con la autopista A-2 y los cambios en los hábitos de consumo hacen pensar que pueden surgir grandes oportunidades", ha comentado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat