El Superclásico sudamericano entre Argentina y Brasil es caliente sea un duelo oficial o amistoso. Y en el último cara a cara entre las dos grandes superpotencias de Sudamérica volvió a haber polémica. A pesar de la victoria de los argentinos gracias a Leo Messi, en su reaparición, el crack del Barça también fue protagonista por sus gestos desafiantes.

Messi marcó de penalti el único gol del partido en el minuto 13 después de una falta que él mismo generó. Pero el momento más caliente del encendido partido lo generaron el '10' blaugrana, capitán albiceleste, y el seleccionador brasileño Tite. A lo lejos se enfrentaron y Messi lo mandó a callar con unos gestos bastante inusuales en él.

Después del partido, durante la rueda de prensa postpartido, Tite aseguró que "me he quejado porque creo que Messi tendría que haber visto tarjeta amarilla y él me ha dicho que callara la boca". Pero el seleccionador brasileño también le ha quitado hierro al asunto diciendo que "es una cosa del partido, él es extraordinario".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat