Qué lástima. Marc Márquez estaba protagonizando una carrera para la historia después de hacer una salvada espectacular en la vuelta 5 y hacer una remontada desde la última posición hasta la tercera en el regreso de la MotoGP, pero se ha caído cuando faltaban tres vueltas y ha tenido que ir a la clínica para ver el alcance de la lesión. Al final, Fabio Quartararo ha ganado el Gran Premio de España celebrado en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto.

Márquez es de otro planeta

La carrera de este domingo es la viva imagen de lo que es Márquez, el mejor piloto del mundo. El catalán no entiende la MotoGP de otra manera que no sea esta y va a muerte en cada vuelta para conseguir la victoria. Es de otro planeta, no tengo palabras por lo que ha hecho este mediodía.

Vamos por partes. Primero ha hecho una salvada a 150 kilómetros/hora que sólo es capaz de hacer él, en la que se ha mantenido y después ha corrido por la arena con destreza para seguir vivo. Último clasificado, pero con el reto de acabar la carrera en la posición más alta y poco a poco iba dejando atrás a todos sus rivales hasta llegar a la tercera posición. Ha sido insultante.

Con Quartararo a demasiada distancia por las pocas vueltas que quedaban, Márquez hubiera podido acabar segundo perfectamente por encima de Viñales, pero se ha caído en la curva 4. La caída ha sido brusca y el de Cervera se ha podido hacer mucho daño. Lo han trasladado al hospital para ver cuál es el alcance de la lesión.

Primera victoria para Quartararo

Dejando de lado a Marc Márquez, Quartararo ha conseguido la primera victoria de su historia y también la primera de un equipo satélite como es el Petronas Yamaha. A pesar de sus 21 años, el francés es uno de los pilotos con más talento de la parilla y que está dispuesto a ser el principal rival de Márquez. Viñales y Dovizioso han completado el podio con una segunda y tercera posición respectivamente.

Ha sido el inicio de un Mundial protagonizado por el coronavirus, que ha obligado a retrasar el retorno de la máxima categoría cuatro meses, pero la MotoGP ya está aquí. La carrera en Jerez ha tenido muchas caídas y retiradas, como las de Joan Mir, Aleix Espargaró y Valentino Rossi, fruto de las ganas de los pilotos.

Àlex Rins y Cal Crutchlow no han podido ni debutar por lesiones antes de la carrera. El Mundial no se detiene y la próxima semana ya hay un nuevo Gran Premio, el de Andalucía.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat