Leo Messi nunca ha dejado de ser jugador del Barça, pero ha estado muy cerca. Por eso, esta tarde, con la reincorporación del capitán culé a los entrenamientos, se ha cerrado el serial sobre si el argentino conseguía marcharse o no del Barça. Al final, no ha podido y tendrá que jugar una temporada más de blaugrana, aunque sea de mala gana.

No obstante, Messi ha asegurado que su implicación con el equipo será máxima y eso supone ponerse en las mejores condiciones físicas para afrontar el comienzo de temporada. Con esta intención ha empezado el argentino su pretemporada en solitario, porque no podrá incorporarse a la dinámica grupal hasta que no pase dos PCR con un resultado negativo.

Ahora que Messi ya toca balón, se prevé que el argentino mantendrá el perfil bajo que acostumbra a mostrar en sus escasas apariciones públicas más allá del terreno de juego. No obstante, la atención mediática se desplazará a otros nombres propios del vestuario como Luis Suárez, Arturo Vidal o Samuel Umtiti.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat