Medallita para Javier Tebas. No se le puede reprochar nada al presidente de la Liga de Fútbol Profesional si hablamos de la ambición que tiene en sus proyectos y de la capacidad de maniobrar, incluso, con todo el viento en contra. El último éxito del dirigente ultraderechista, que en el pasado militó en el partido político Fuerza Nueva, ha sido convencer al gobierno socialista de Pedro Sánchez de confiar en la capacidad de distracción del fútbol en estos momentos de crisis por el coronavirus.

Esta mañana el presidente del gobierno ha adelantado que la Liga volverá a partir de la semana del 8 de junio, cumpliendo así las previsiones más optimistas del fútbol español. Ni el mismo Tebas confiaba mucho en poder reanudar la competición el viernes día 12, y ya se conformaba en volver a ver fútbol una semana más tarde. Pero después de reuniones y de propuestas, el Consejo Superior de Deportes, el ministerio de Sanidad y el mismo Pedro Sánchez han dado luz verde al retorno de la Liga dentro de poco más de dos semanas.

Pedro Sanchez PSOE - Efe

EFE

Victoria política

Javier Tebas ha vuelto a demostrar que tiene mano de bueno gestor, capaz de llevar por donde él quiere al fútbol español y consiguiendo una victoria política que le da mucho crédito. Hace dos años la Liga Italiana de Fútbol intentó contratar a Tebas para impulsar su competición, pero finalmente optó por seguir mandando en España.

Debajo del paraguas de la Liga básicamente hay las competiciones de Primera y Segunda División masculina de fútbol, las dos grandes generadoras de riqueza a nivel deportivo del país. La temporada pasada creció un 20,6% respecto al año anterior y llegó a ingresar 4.479 millones de euros.

Nadie puede negar que Tebas es un gran administrador y que consigue lo que quiere, menos cuando tiene la loca idea de llevar un Girona-Barça de Liga a Estados Unidos. Su victoria política no fue con Fuerza Nueva, sino que ha sido la de presionar al gobierno español para permitir que los deportistas de la Liga pasen fases sin mirar las regiones sanitarias, y también la de reanudar el espectáculo aunque la desescalada, y quizás el estado de alarma, todavía estén en marcha.

Luis Rubiales Irene Lozano Javier Tebas EuropaPress

EuropaPress

Conflicto deportivo

Pero a pesar de la victoria política, todavía no ha conseguido lo mismo en su ámbito preferente. Ahora, ya con la carta verde de poder volver a competir a partir del 8 de junio, tendrá que acabar de convencer a los futbolistas y a los clubs de empezar cuando él quiera.

Hasta ahora, sus ideas de volver a pesar de estar en plena desescalada no han aportado nada de confianza a futbolistas como Gerard Piqué o Sergio Ramos, jugadores importantes de Barça y Real Madrid respectivamente, que ya le pararon los pies cuando pretendía que volvieran a jugar sin tener en cuenta la preparación física.

Tebas, de momento, ya ha proporcionado test de coronavirus casi semanales y un protocolo de estricto cumplimiento aprobado por todos los actores para garantizar la seguridad sanitaria. El presidente de la Liga cree que el riesgo de contagio es mínimo y que, según marca la evolución de los entrenamientos (individuales, en pequeños grupos y con todo el equipo), dos semanas de trabajo con todas las plantillas en el completo son suficientes para reanudar la competición.

Javier Tebas Europa Press

EuropaPress

Aunque todavía hay varias voces discordantes entre futbolistas, preparadores físicos y médicos de los equipos, que ven un riesgo muy alto de lesiones, la próxima semana se pondrá fecha al retorno de la Liga. La victoria deportiva de Javier Tebas también está muy cerca.

Seguimos todas las noticias y el minuto a minuto sobre el coronavirus y sus afectaciones en Catalunya, España y el mundo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat