El Barça femenino quedó eliminado ayer de las semifinales de la Supercopa de España después de perder en los penaltis contra el Atlético de Madrid. Las blaugrana empataron a un gol contra las colchoneras en ellos 120 minutos de juego, pero la indignación está muy presente por dos penaltis no pitados.

Por fútbol y por ocasiones, el Barça merecía pasar a la final, pero los goles marcados y los penaltis de la tanda decisiva determinaron que siguiera luchando por el título el Atlético. Ahora bien, el arbitraje favoreció claramente al equipo madrileño y no se tiene que ser muy culé para ver que así fue.

Las jugadoras del Barça reclaman dos penaltis clarísimos, de manual, que no le pitados. Mapi León, defensa blaugrana, explotó en Twitter por los dos penaltis no pitados.

Sin VAR en el fútbol femenino

Razón no le falta, y también acabó dejando retratada a la Real Federación Española de Fútbol, que pone todos los recursos para el fútbol masculino y no para el femenino. Una buena muestra de esta discriminación futbolística es que simultáneamente se está disputando la Supercopa de España en Andalucía tanto masculina como femenina, pero sólo la masculina tiene VAR.

El videoarbitraje ha llegado al fútbol, pero en el femenino todavía se le espera.

Mapi León tiene mucha razón y si está VAR en el fútbol masculino, ¿por qué no tiene que estar en el femenino? Igualdad para todos, también en el fútbol.

 

Imagen principal: Las jugadoras del Barça durante la tanda de penaltis / FC Barcelona

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat