Que las grandes productoras de entretenimiento escojan localidades catalanas con el fin de grabar sus series siempre es noticiable. Y sino que le pregunten a Girona, que ha hecho de su imagen en Juego de Tronos un reclamo turístico para fans de todo el mundo. La capital gerundense, sin embargo, muy pronto dejará de ser el único lugar de la província con representación en una gran obra audiovisual, y es que Hostalric, en la Selva, ha sido escenario en los últimos días de la grabación de una nueva serie original de Netflix, Los herederos de la Tierra.

La producción, basada en las célebres novelas de Ildefonso Falcones y dirigida por el catalán Jordi Frades, se estrenará en exclusiva en esta plataforma y después también se podrá ver en Televisió de Catalunya y Atresmedia. El escenario clave de la serie es el castillo de Hostalric, donde se han rodado varias escenas durante dos días y después de una semana de preparativos y decoración de espacios como la galería a prueba de bombas, el espacio del Caballero o los comedores y la taberna; hecho que ha obligado en movilizar 200 personas del equipo de la productora.

La concejala de Turismo y Patrimonio de la localidad, Marta Roura, ha valorado muy positivamente la grabación y ha dicho que, precisamente, una de sus principales líneas de trabajo en materia de promoción turística es "atraer nuevas producción de películas, videoclips, serie o spots publicitarios." De hecho, está previsto que el mes de febrero el recinto amurallado acoja otro rodaje audiovisual.

Trailer de la primera entrega. El de la segunda todavía no ha sido revelado.

Los herederos de la Tierra es la continuación de La Catedral del Mar, dos series basadas en las novelas de Ildefonso Falcones. Entre el listado de actores principales está Yon González (Laso chicas del cable), Elena Rivera (Inés del alma mía), Rodolfo Sancho (El ministerio del tiempo), Michelle Jenner (La sombra de la ley), María Rodríguez (Los días que vendrán), Pere Arquillué (La Riera), Manel Sans (Tierra de Lobos), Mercedes León (Veneno) y Natalia Sánchez (El año de la plaga).

La serie está ambientada en la Barcelona de 1387 y narra la historia de Hugo Llor, un chico de 12 años que pasa la mayor parte de su tiempo en la calle y que tiene el sueño de convertirse en un artesano constructor de barcos. Hugo cuenta con el apoyo y la protección del anciano Arnau Estanyol.

Segunda entrega

La Catedral del Mar, estrenada en el año 2018, se situaba en la Barcelona del siglo XIV y estaba protagonizada por el mismo Arnau Estanyol, quien, después de huir con su padre para evitar los abusos de los señores feudales, conseguía convertirse en un hombre libre y ascender socialmente, hecho que despertaba la envidia de sus enemigos, dispuestos a unirse para entregarlo a la Inquisición.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat