Los primeros en desarrollar el arte mediante pinturas rupestres fueron los neandertales, hace 65.000 años, mucho antes que los primeros humanos anatómicamente modernos de origen africano. De esta forma, se hace evidente que desde el punto de vista cognitivo y del pensamiento simbólico, los neandertales no eran diferentes de los humanos modernos. Este es el resultado de una investigación que ha publicado en su último número la revista Science y el en que ha participado el investigador ICREA João Zilhão, del Seminario de Estudios e Investigaciones Prehistóricas de la UB (SERP-UB). En este estudio se ha fechado el arte paleolítico de tres cuevas españolas mediante el nuevo método de datación uranio-torio (U-Th), basado en la desintegración radiactiva del uranio. Las pruebas se han realizado en las cuevas de Ardales (Málaga), Maltravieso (Cáceres) y La Pasiega (Cantabria).

arte rupestre neandertal incuba Maltravieso H. Collado

Arte rupestre neandertal en la cueva de Maltravieso. Foto: H. Collado.

Antes de los humanos modernos

En las tres cuevas ahora estudiadas se encuentran motivos geométricos, figuras de manos en negativo y espeleotemas (depósitos minerales como las estalagmitas y las estalactitas), todo pintado en rojo. Las fechas obtenidas para estas obras son anteriores —al menos en 20.000 años— a la llegada de los grupos humanos modernos a Europa. El método de datación que se les ha aplicado, el del uranio-torio (U-Th), permite fechar muestras de tamaño muy pequeño (pocos miligramos) de depósitos de calcita situados por debajo y por encima de las pinturas. El método mencionado no tiene las limitaciones que impone la prueba del carbono 14, que sólo es aplicable a un reducido número de motivos rupestres realizados con materia orgánica y que afecta a la integridad de las pinturas. De esta manera, se ha podido saber que un signo lineal (escalariforme) en la cueva de La Pasiega fue realizado hace al menos 64.800 años; que una mano en negativo en la cueva de Maltravieso fue realizada hace al menos 66.700 años, y que una formación de espeleotemas en la cueva de Ardales fue cubierta de pintura —tal como se puede observar por las concentraciones de color que se conservan— hace al menos 65.500 años.

arte rupestre neandertal incuba Pasiega P. Saura

Arte rupestre neandertal en la cueva Pasiega. Foto: P. Saura.

Cambio de paradigma

El reconocimiento de las primeras capacidades simbólicas y artísticas de la humanidad es un tema actual de debate en el terreno científico. Tradicionalmente, estas capacidades sólo se atribuían a las primeras poblaciones de humanos modernos, surgidas en África hace unos 200.000 años y llegadas a Europa hace unos 40.000. Sin embargo, nuevos descubrimientos en los últimos años han apuntado que los neandertales se decoraban el cuerpo con ocres y ornamentos, y que hacían pequeños signos (principalmente líneas) sobre huesos y piedras. La revista Science Advances ha publicado otro estudio de un grupo de autores liderado por Zilhão. Con el título "Symbolic use of marine shells and mineral pigmentos by Iberian neanderthals 115,000 years ago", el artículo documenta que el depósito en que se encontraron las conchas perforadas y pintadas de la cueva de Los Aviones (Cartagena, Murcia) tiene una edad comprendida entre 115.000 y 120.000 años. Este resultado confirma que los neandertales utilizaban mezclas de pigmentos sofisticadas y practicaban la ornamentación del cuerpo incluso mucho antes de que estas conductas se hayan podido documentar entre los primeros hombres modernos de África.. Los resultados ahora publicados abren nuevas perspectivas de estudio que implican un replanteamiento de los modelos vigentes sobre el origen del pensamiento simbólico y la expansión de las primeras capacidades artísticas de los humanos.

La anormalidad del hombre moderno

«Aunque un poco diferentes en aspectos de la morfología facial, ¿los neandertales eran humanos como nosotros, o constituían una rama aparte, diferente, menos inteligente y que se extinguió sin descendencia? Esta cuestión se está discutiendo desde que se descubrieron los primeros fósiles de neandertal a mediados del siglo XIX», explica Zilhão. El investigador apunta que el trabajo publicado en Science muestra que los neandertales no eran diferentes de nosotros desde el punto de vista cognitivo y del pensamiento simbólico, y que «estas características definidoras de nuestra especie han aparecido en las etapas iniciales de la evolución humana, hace más de medio millón de años». Lo que eso implica es «una visión de la evolución humana en que las variantes fósiles conocidas se tienen que interpretar, todas ellas, como ancestrales, como pertenecientes a nuestros antepasados, no como propias de especies diferentes», subraya el experto del SERP-UB. Es decir que, a lo largo de la mayor parte de su existencia, la especie humana ha sido mucho más diversa que hoy en día: "No es la humanidad fósil la que es anormalmente heterogénea, ¡es la humanidad actual la que es anormalmente homogénea!", concluye Zilhão.

 

Fotografía de portada: reconstrucción del rostro de un neandertal. Neandertal Museum de Mettmann. Foto: Stefan Scheer.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat