El famoso cuadro de Leonardo da Vinci La Gioconda es considerado como una pieza de valor incalculable, por lo tanto, inaccesible para ningún comprador. Ahora bien, los amantes de esta obra de arte están de suerte, podrán adquirir una réplica que será subastada desde hoy y hasta el viernes que viene a la casa Christie's de París con un valor estimado de 200.000 euros.

El propietario defendía que era el original

Esta pieza fue reivindicada como verdadero por su propietario, Raymond Hekking, en los años 60. Aunque al principio tenía intención de venderla, el 19545, un año después de haberla adquirido en una tienda de antigüedades local, Hekking convocó los medios regionales para anunciar que la Gioconda del Louvre era falsa y que la verdadera era la que tenía él.

"Su argumento era que después del robo que sufrió el cuadro en 1911 en manos del ladrón italiano Vincenzo Peruggia, la obra que la policía había recuperado y restituido en el museo no era el original", explica el director de Arte Antiguo de Christie's França, Pierre Etienne.

Una relación de "poeta a musa"

Según este experto, Hekking hizo aquella reivindicación de buena fe: "Estaba convencido de que la obra original era la suya y desarrolló una relación con ella que yo describo como de poeta a musa", ilustra Etienne, para quien "de alguna manera él creó su propio cuadro, su propia Mona Lisa".

Tras el fracaso de aquella primera rueda de prensa, Hekking retó en el Louvre a que demostrara que la obra que tenían expuesta era realmente de Da Vinci, pero el museo no entró en la provocación.

La Gioconda del Louvre, el original, fue pintada por Leonardo en 1503 e incorporada en la colección de la monarquía francesa en 1517, de donde pasó en el museo parisino en 1797, y siempre ha despertado un gran interés por su enigmática sonrisa.

MONA LISA La Gioconda Louvre Paris / efe

Visitantes con mascarillas hacen cola para ver el cuadro La Gioconda de Leonardo da Vinci, en el Museo del Louvre de París / EFE

Hekking, en la prensa norteamericana


Hekking no claudicó y en 1963, aprovechando que la Mona Lisa original se exponía a Washington, consiguió que un periodista norteamericano lo visitara en Niza e hiciera una pieza informativa sobre su historia para un telediario de los Estados Unidos.

"Después de aquello, la historia de Hekking salió a París Match y otras publicaciones", dice al experto, que añade: "No sabemos cuánta gente se lo llegó a creer, pero en todos los actos que organizaba siempre tenía una gran audiencia", añade.

La Mona Lisa Hekking

Hekking murió en 1977, a los 91 años, y dejó tras sede la historia de este cuadro que después ha sido conocido como la Mona Lisa Hekking y que sus herederos ponen ahora a subasta en Christie 's.

Sin embargo, si su cuadro solo es una copia, ¿por qué despierta tanto interés, hasta el punto de ser subastada? "Es una obra antigua, de inicios de siglo XVII, y una de las imágenes más icónicas del mundo del arte, una pintura que interpela a todo el mundo" justifica Etienne. Además, el comprador va a "se apropió también de la historia de Hekking y, como él, tuvo su propia Mona Lisa", apostilla.

Otras réplicas de La Gioconda han sido subastadas en los últimos años a precios parecidos: el 2019 Christie's vendió una de siglo XIX por 200.000 euros y Sotheby's otra del XVII por 500.000.

La subasta, que empieza este viernes y acabará el viernes 18 a las 16:00 hora local (14.00 GMT), se desarrollará en línea en la web de Christie 's.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat