Todo aquel contenido que niegue o distorsione la realidad del Holocausto será inmediatamente retirado. Esta es la nueva medida que ha tomado el gigante de las redes sociales Facebook para combatir los grupos de odio que promueven ideas fascistas. La respuesta de su propietario, Mark Zuckerberg, ha sido contundente después de aceptar algunos errores permitidos en los últimos tiempos por los que ha sido duramente criticado.

En un comunicado en Facebook, Zuckerberg argumenta: "Con el aumento del antisemitismo, ampliamos nuestra política para prohibir cualquier contenido que niega o distorsiona también el Holocausto. Si la gente busca Holocausto en Facebook, empezaremos a dirigiros a fuentes autorizadas para obtener información precisa". Así pues, doble acción: prohibir y derivar hacia contenidos, que considera, reales a la historia.

Zuckerberg rectifica

A pesar de todo, el magnate no niega que ha sido una tarea complicada: "Me he esforzado en la tensión entre plantar cara a la libre expresión y el daño causado para minimizar o negar el horror del Holocausto. Mi propio pensamiento ha evolucionado mientras he visto datos que muestran un aumento de la violencia antisemita, como nuestras políticas más amplias sobre el discurso del odio. Dibujar las líneas correctas entre lo que hay y no es aceptable el discurso no es directo, pero con el estado actual del mundo, creo que este es el equilibrio adecuado".

Today we're updating our hate speech policy tono bando Holocausto denial. We've long taken down tablas|puestos that praise hate...

Posted by Mark Zuckerberg donde|dónde Lunes, 12 de octubre de 2020

La alabanza a crímenes de odio y asesinatos ya estaban censurados pero ahora se centra en el discurso de estos. La presión ha podido con Facebook. La organización Liga Antidifamación (ADL) y otros colectivos hicieron un llamamiento al boicot publicitario contra Facebook, que fue apoyado por centenares de empresas para obligar la red social a vigilar mejor los contenidos de odio.

El anuncio de Facebook fue aplaudido por el director ejecutivo del ADL, Jonathan Greenblatt, quien se siente "complacido". Ahora, la red de Telegram, es el siguiente objetivo de este colectivo en la lucha contra el nazismo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat