Quizá no te lo hayas planteado nunca pero deberías saber que muchos servicios que permiten que quien te envía un correo electrónico rastree lo que haces con él. Programas que informan al remitente de cuándo has abierto un correo en concreto, en qué enlaces has hecho clic, el dispositivo desde el que lo has leído o tu ubicación en ese momento. Se trata de actos claros de invasión en tu privacidad porque tú no has concedido consentimiento alguno al emisor para que pueda recabar de ti ninguno de esos datos. Inquietante, ¿verdad?

Cómo funciona el rastreo

Hay dos maneras para rastrear correos ajenos. Una de ellas es a través de un software de seguimiento que adjunta una imagen diminuta llamada tracking pixel. La otra, funciona mediante un enlace en el que se puede hacer clic para así ver el contenido del email. Ambas opciones, por un método u otro, informarán al instante al remitente de los detalles del receptor antes referidos.

La buena noticia

Después de que te has enterado de que cualquiera con mala intención puede estar haciéndose con información privada y valiosa tuya, te recomendamos que no te alarmes porque vamos a ver qué se puede hacer para impedir que esto suceda. Porque se puede impedir.

Existen métodos manuales que nos van a permitir saber si nos están intentado rastrear pero lo cierto es que para poder llevarlos a cabo hay que tener cierta familiaridad con el uso intensivo de los correos electrónicos y, además, no siempre son del todo fiables. Por eso, lo mejor es realizar esa detección de manera automática gracias a aplicaciones gratuitas existentes que están al alcance de cualquiera.

La más conocida de todas probablemente sea Ugly Email. Una extensión que te permite ver qué correos de los que vas recibiendo están intentando ser rastreados. Es una extensión que solo funciona con los navegadores Chrome y Firefox y siempre para Gmail.

Ugly Email te permite detectar e impedir el seguimiento de los correos electrónicos e, incluso, puede llegar a indicar qué servicio está utilizando quien te manda el email para rastrear tus datos.

Cuando hayas instalado la extensión en tu ordenador, cada correo que hayas recibido y haya tratado de meterse donde no le llaman, mostrará en un lado del email el icono de un ojo para advertirte de que el remitente pretendía rastrearte. Una información muy útil que va unida a la tranquilidad que te supondrá poder abrir el correo en cuestión puesto que Ugly Email habrá impedido que tu información llegue en ningún momento a quien trataba de espiarte.

Quien trata de conocer si has abierto un correo o cuándo exactamente lo has hecho, puede no querer saber nada más que ese dato –un familiar, un amigo o un jefe–, lo que ya de por sí es una intromisión intolerable. El problema es que en muchas otras ocasiones, puedes recibir correos de terceros (empresas o particulares) que buscan desde alamacenar más datos sobre ti, hasta facilidades para realizarte ataques de phishing en un futuro y así tratar de estafarte.

Por eso, no dudes en intalar Ugly Email en tu ordenador y te librarás de una preocupación innecesaria. Lo puedes instalar para Chrome desde este enlace y para Firefox desde aquí.

Otra opción

Tan válida, sencilla de instalar y efectiva en su uso es la extensión PixelBlock, cuyo funcionamiento es muy similar al de Ugly Email y que puedes instalar desde este enlace para Chrome. No cuenta con versión para Firefox. Si quieres, prueba ambas y quédate con la que más te satisfaga. O combínalas si crees necesario redoblar tu privacidad porque no son incompatibles.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat