El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha admitido a trámite la querella presentada por la Fiscalía Superior de Catalunya contra el exconseller de la Presidència y diputado de JxCat Jordi Turull y su mujer, Blanca Bragulat, por un delito de insolvencia punible. Según el ministerio público, el presunto delito se habría cometido cuando Turull se desprendió de una "parte importante" de su patrimonio y lo dejó bajo la titularidad de su mujer. El alto tribunal catalán se ha declarado competente para admitir a trámite la querella, dado que Turull es aforado por su condición de diputado, y porque ve indicios de la comisión de un delito.

El tribunal, en el auto de admisión a trámite, considera que hay indicios que la transmisión de bienes que Turull hizo a su mujer en un momento en que su proceso judicial por "delitos graves" era "inminente", está indiciariamente dirigido a dificultar o retrasar la efectividad de las medidas cautelares que pudieran disponerse en su contra.

Sin embargo, según manifestaron fuentes de JxCat cuando la fiscalía presentó su querella, Turull argumenta que decidió dar parte de sus bienes a su mujer cuando se le diagnosticaron unas apneas muy severas, que le obligan a dormir siempre con una máquina de oxígeno, a riesgo de muerte repentina.

Según la querella de la fiscalía, Turull tuvo una "significativa e importante participación" en el proceso independentista, por el cual está encarcelado desde marzo. En el mes de junio, cuando Turull todavía era portavoz de JxSí en el Parlament, tenía el 100% de la propiedad de una vivienda comprada el año 1994 en Parets del Vallès y valorado en 84.452 euros, donde vivía la familia. Además, tenía el 50% de una cuenta corriente con su mujer con un saldo de 107.594 euros.

El fiscal considera que, "con el evidente propósito y finalidad de intentar eludir el futuro embargo de su patrimonio, a consecuencia de los procedimientos judiciales que pudieran seguirse contra él" derivados del proceso de independencia, Turull se "concertó" con su esposa, con quien está casado en régimen de separación de bienes, para "desprenderse de la mayor parte del patrimonio inmobiliario y activos financieros, y aparentar una situación de insolvencia".

"En ejecución de este plan preconcebido", el 8 de junio el matrimonio firmó una escritura pública de donación en una notaría de Barcelona. En la escritura se decía que Turull hacía donación pura y simple a su esposa de la mitad indivisa del inmueble del cual era propietario al 100%, o sea 42.226 euros. También dio el importe de su mitad de la cuenta corriente, o sea 53.797 euros. De hecho, el 19 de mayo anterior se había dado de baja como titular de aquella cuenta corriente. De esta manera, se desprendió de más de 96.000 euros.

Por eso, el fiscal considera los dos miembros del matrimonio, a pesar de que la mujer sólo como cooperadora necesaria, de un delito de insolvencia punible, castigado con penas de prisión de uno a cuatro años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat