La asamblea de taxistas de este miércoles en plaza Catalunya ha estado llena de momentos de máxima tensión. Uno de estos episodios se ha producido cuando uno de los conductores ha tomado la palabra y ha empezado a dar su opinión sobre la propuesta del Govern en catalán.

Parte de los asistentes a la reunión del gremio han increpado al compañero taxista que ha escogido utilizar la lengua catalana durante su intervención y no han parado hasta que le han impuesto el cambio de lengua.

Tras varios intentos de reanudar la intervención, el taxista ha acabado accediendo a utilizar el castellano afirmando que se vería obligado a hacer una "traducción mental" y provocando los aplausos del grupo de conductores que lo había increpado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat