El Tribunal Supremo ha decidido mantener el régimen de segundo grado penitenciario a Diego Torres, exsocio en la empresa Nóos del cuñado de Felipe VI, Iñaki Urdangarin. Torres, que cumple una pena de 5 años y 8 meses de prisión en el centro penitenciario de Brians 2, ha agotado, así, la vía judicial para conseguir un cambio en la calificación con el objetivo de conseguir una flexibilización de la pena similar a la que ya tiene Urdangarin.

Tanto el juez de vigilancia penitenciaria número 2 de Catalunya, como la Audiencia Provincial de Palma y el Supremo han tumbado sus recursos. El Alto Tribunal considera que no hay contradicción entre la decisión para Torres y las resoluciones adoptadas en otros casos.

En el recurso de casación ante el Supremo para la unificación de doctrina, Torres alegaba que concurrían las variables favorables para ser clasificado en tercer grado, aparte de la fecha "lejana" de los hechos y "el esfuerzo y la voluntad" de reparar el perjuicio causado. También se refería a la aplicación de un sistema mixto de cumplimiento basado en el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario.

En cambio, el Supremo considera que de la resolución del juez de vigilancia penitenciaria se desprende, por una parte, que la ausencia de datos sobre el penado a causa del "tiempo escaso de observación", al lado del resto de aspectos "abundantes" que se valoran expresamente en aquel juzgado y en la Audiencia Provincial, "no sólo aconsejan la clasificación en segundo grado, sino que también impiden la configuración de un régimen mixto".

Hay que recordar que la medida que pedía era similar a la que pidió Urdangarin en su día. Su pena de prisión es dos meses menor que la del cuñado del Rey. En el caso del marido de Cristina de Borbón, sin embargo, la Junta de Tratamiento de la prisión de Ávila, donde cumple condena, accedió a la petición.

Por otra parte, Torres ha cumplido la cuarta parte de la condena este mes de noviembre, motivo por el cual tiene abierta la posibilidad de volver a reclamar a la Junta que revise su caso para acceder al régimen de tercer grado penitenciario.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat